Organismos

Portales

Visor de contenido web

CAMPAÑA ESTIVAL DE SENSIBILIZACIÓN

En la campaña de sensibilización para la prevención de incendios forestales que lanzamos hoy para el público en general pretendemos fomentar la prevención desde la perspectiva del pensamiento, el sentimiento y los sentidos. El objetivo es poner en valor los servicios y bienes forestales que cotidianamente nos ofrecen nuestra vegetación mediterránea con la finalidad de poder fomentar su conservación y reconocimiento como patrimonio propio y legado a nuestras generaciones venideras.

Esta campaña se encuentra enmarcada dentro del Plan de comunicación, sensibilización y participación en prevención de incendios forestales, que constituye el instrumento básico en los sistemas de intervención social (comunicación, educación, formación, participación y mediación) ya que los incendios tienen en un 80% su origen en actividades humanas.

En este sentido hemos preparado una serie de materiales de difusión como son un spot para los medios audiovisuales y redes sociales, cuñas de radio, carteles y trípticos de difusión. Las dos ideas fuerza de la campaña son: El bosque es nuestra herencia más valiosa y La prevención de incendios está en nuestras manos.

En las condiciones de sequía acumulada que llevamos padeciendo en los últimos años, nuestras formaciones vegetales presentan mayor vulnerabilidad a sufrir incendios forestales, en especial en la época estival. Los mensajes de esta campaña en ese sentido son claros: extrema las precauciones y si detectas un fuego llama al 112.

La problemática de las zonas habitadas de interfaz urbano-forestal es una realidad especial que implica graves riesgos en caso de incendio. La gestión de los incendios forestales en dichas zonas es muy compleja porque los agentes implicados son más numerosos (vidas humanas, bienes materiales y monte). La protección de vidas humanas y bienes materiales prevalece sobre la protección de los montes, lo que condiciona notablemente las estrategias de defensa y protocolos de actuación de los medios de extinción. Las personas que habitan en estas zonas deben ser conscientes de que vivir en el monte implica un riesgo añadido que debe tenerse en cuenta.

Así pues dentro de la campaña se ha previsto una intervención específica de sensibilización en la Interfaz Urbano-Forestal, mediante una serie de charlas en las áreas de mayor riesgo que pretende concienciar a los habitantes y/o usuarios de áreas urbanizadas del riesgo existente y de las actuaciones que deben tener en cuenta para evitar los incendios y sus consecuencias.