Organismos

El contenido web seleccionado ya no existe.

Portales

El contenido web seleccionado ya no existe.

Introducción PNM s

¿Cómo se gestionan?
 
La gestión de los PNM corresponde al ayuntamiento o ayuntamientos promotores. Para canalizar la participación de los propietarios, así como la de otros intereses sociales o económicos implicados, se establece un Consejo de Participación del Paraje como órgano consultivo, colaborador y asesor, donde necesariamente estarán representados el Ayuntamiento y la Conselleria competente.
 
Independientemente se establecen procedimientos de cooperación con la Administración Autonómica entre los que se encuentran la asistencia técnica, la programación de actuaciones; líneas específicas de ayuda, así como el fomento de la participación de órganos y entidades públicas o privadas, tales como fundaciones, patronatos, asociaciones, etc.
 
 
¿Cuántos PNM hay declarados?
 
Hasta la fecha hay declarados, mediante diferentes acuerdos del Consell, 72 parajes. En cuanto a número la provincia de Valencia tiene 37 espacios, Castellón 20 y Alicante 15 parajes.
 
 
¿Qué superficie representa?
 
La superficie total de los PNM hasta ahora declarados alcanza las 29.256 ha, de las cuales 22.080 ha corresponden a la provincia de Valencia, 3.969 ha a la de Castellón y 3.182 ha a la de Alicante.
 
 
¿Qué perspectivas tienen estos espacios?
 
En un futuro no muy lejano un importante número de municipios de la Comunidad Valenciana dispondrán, de manera análoga a la de países de nuestro entorno, de un completo conjunto de espacios al servicio de las poblaciones donde se ubican y también a las de su entorno, mejorando sustancialmente las condiciones de vida y la calidad ambiental de los mismos.
 
Si ya el Decreto 161/2004 mejoró sustancialmente las condiciones por las que se regulaba la declaración de los PNM, simplificando procedimientos, tiempos de tramitación y fórmulas de cooperación; la reforma legislativa, actualmente en marcha, va a propiciar una mejor adecuación normativa de estos espacios a su verdadera razón de ser; al considerar valores de los estrictamente naturalísticos, potenciando su papel como espacios libres para el uso y disfrute público.
 
Asimismo la creación de la Red PANAMU, ejemplo de colaboración entre administraciones que trabajan unidas en pro de la conservación de estos enclaves de gran valor natural, que garantiza un marco homogéneo que favorece la identificación, valoración y posterior gestión como parte integrante de un conjunto que, a su vez, se relaciona con el resto de Espacios Naturales Protegidos. Las vías pecuarias y la extensa red de senderos también están llamados a desempeñar una importante función como vías de acceso y conexión entre este conjunto de espacios protegidos, las vías de comunicación y los núcleos de población.