Principales plagas detectadas

Las plagas se han agrupado según la ficha de "evaluación fitosanitaria" utilizada para la prospección, en Perforadores, Otros insectos y Procesionaria del pino (Thaumetopoea pityocampa).

Perforadores

Debido a la frecuencia y a la importancia de los daños sobre las especies del género Pinus producidos por perforadores incluidos en el orden Coleoptera, se ha considerado conveniente aglutinar bajo la denominación de "PERFORADORES" a las especies de este orden que realizan perforaciones en ramas, fustes o raíces de los pinos.

Los "perforadores" han experimentado un descenso bastante significativo en el número de masas totales afectadas, 244 frente a las 321 de la pasada campaña, por lo que el porcentaje ha disminuido en casi cinco punto, al pasar del 17,71% de la anterior prospección al 12,91% de la presente, si bien, continúa siendo la plaga con más relevancia en cuanto a número de pies muertos. Los diagnóstico más comunes han sido los escolítidos Tomicus sp. (Tomicus piniperda y destruens) y Orthotomicus erosus . El diagnóstico de perforador sin determinar se ha dado con bastante frecuencia en diversas comarcas de las provincias de Castellón y Valencia, y con menor frecuencia en la de Alicante.

A nivel provincial el mayor descenso, en cuanto a número de masas afectadas por la plaga, se da en la provincia de Alicante donde se ha pasado de un 24,3% de masas afectadas por perforadores en la anterior campaña a un 12,4%, es decir prácticamente a la mitad, mientras que la provincia de Castellón se ha quedado prácticamente igual que en la anterior campaña y la provincia de Valencia ha mejorado considerablemente.

En cuanto a los distintos niveles de ataque, a nivel de la Comunidad, se aprecia que los principales descensos se han dado en masas con nivel de actividad de "presencia", que han pasado de un 12,31% en 2.004 a 8,99% en 2.005 y también en los de "presencia media" que ya implica muerte de pies, y que ha pasado de un 5,24% en 2.004 a un 3,65% en el 2.005. Por último, destacar que el aumento de las masas con niveles de "presencia alta" se debe a un total de 5 masas, una en la provincia de Alicante y cuatro en la de Valencia. En Valencia estas "presencias altas" son focos aparecidos como consecuencia de incendios que a pesar de superar en número a las del año 2004, no parecen tan virulentas, ya que el número total de pies muertos es menor al de la pasada campaña. Por otro lado la "presencia alta" de Alicante parece más intensa, con un número de pies muertos considerable.

A título de resumen, la situación global en la Comunidad, con respecto al pasado año, ha experimentado una notable disminución de las masas totales afectadas, que sin embargo no se ha traducido en un descenso importante de los daños, que tan solo han disminuido ligeramente.

Las principales especies observadas en la Comunidad a lo largo de la presente campaña han sido:

Otros insectos

Se han incluido en este grupo todos aquellos insectos distintos de la procesionaria del pino y de los incluidos en los "perforadores", del punto anterior.

En cuanto a "otros insectos" el número de masas en las que se ha detectado algún tipo de presencia ha descendido de manera considerable, con un total de 28 masas menos, al pasar de un 11,37%, es decir 206 masas afectadas el año pasado a un 9,41%, lo que equivale a 178 masas afectadas en el presente. Este descenso se centra principalmente en la provincia de Alicante, donde las masas en las que se han registrado diagnósticos de este tipo han pasado del 12,1% en la anterior campaña a tan solo 6,8% en la presente, mientras que las provincias de Castellón y Valencia también han disminuido pero de una manera mucho menor, con una bajada de poco más de un 1% para cada una de ellas.

Los diagnósticos emitidos en la Comunidad, han aumentado en dos respecto a la anterior campaña, ya que se han detectado seis nuevos diagnósticos, mientras que por otro lado no aparecen cuatro de los diagnósticos del año pasado. De los seis nuevos diagnósticos que aparecen en la presente prospección, dos de ellos se han dado en la provincia de Castellón y son dos perforadores de alcornoques Coroebus undatus y Platypus cylindrus. Dos nuevos diagnósticos se han dado en la provincia de Alicante, el primero de ellos se trata de pequeños homópteros denominados Cóccidos, que se alimentan succionando en las acículas de los pinos y el segundo de ellos el lepidóptero perforador de ramas y troncos de cierto grosor de frutales y otras especies de frondosas conocido como Zeuzera pyrina y dos diagnósticos en la provincia de Valencia, que se trata de un lepidóptero de la familia Noctuidae que se alimenta en individuos del género Pinus y se conoce como Panolis flammea y un Coleóptero de la família Cerambycidae que se alimenta realizando galerías en ramillas y tallos delgados de chopos y álamos produciendo un engrosamiento característico en las zonas atacadas denominado Saperda populnea.

Por otro lado, en la Comunidad, no aparecen cuatro de los diagnósticos del año pasado. Estos son: Nimphalis polychrosus, detectada en la anterior campaña en Alicante, tampoco se menciona Dichomeris marginella localizado en la anterior campaña en Castellón, y por último, tampoco aparecen Attelabus nitens ni Paranthrene tabaniformis detectados la anterior campaña en algunos montes de Valencia.

Las principales especies observadas en la Comunidad a lo largo de la presente campaña han sido:

Procesionaria del pino

La procesionaria del pino (Thaumetopoea pityocampa), es actualmente el más importante defoliador de los pinares valencianos, constituyendo, la plaga forestal más extendida en los pinares de la Comunidad, estando presente en la práctica totalidad de las comarcas de las tres Provincias.

La procesionaria del pino es una especie autóctona, propia de los pinares mediterráneos, no se trata de una especie que viene de fuera a destruir los montes valencianos, sino de un insecto que, en ocasiones, produce un desequilibrio en el ecosistema, disminuyendo el crecimiento de los pinos y reduciendo su vitalidad. Su presencia debe considerarse, no sólo como habitual en los pinares, sino como necesaria para completar la biodiversidad de los ecosistemas.

La superficie forestal, con presencia de pinar, prospectada en la presente campaña es de 414.566 ha, de las cuales el 68,69% corresponden a la provincia de Valencia (284.763 ha), y el 18,79% y 12,52%, a las provincias de Castellón (77.882 ha) y Alicante (51.921 ha) respectivamente. Este mayor peso de la provincia de Valencia hay que tenerlo en cuenta en los resultados de la Comunidad, pues representa más del doble que la suma de las provincias de Alicante y Castellón.

Los niveles bajos de infestación (grados 0 y 1) constituyen un porcentaje muy elevado de la superficie, con un 90,94%, mientras que los niveles medios (grados 2 y 3) y altos (grados 4 y 5) constituyen un 8,39% y 0,67%, del total respectivamente.

Son estos niveles bajos, por tanto, los que dominan claramente en toda la Comunidad, y también a nivel provincial, donde alcanzan valores muy similares, en torno al 90% para las tres provincias.

 

PROVINCIA

NIVELES DE INFESTACIÓN DE PROCESIONARIA

BAJO
(grados 0-1)

MEDIO
(grados 2-3)

ALTO
(grados 4-5)

Alicante

90,62%

9,03%

0,35%

Castellón

89,54%

10,19%

0,27%

Valencia

91,38%

7,79%

0,84%

COMUNIDAD

90,94%

8,39%

0,67%


Respecto a los niveles medios, donde se encuentran casi todas las zonas con mayor necesidad de tratamiento, apenas destacan las provincias de Castellón con un 10,19% y Alicante con un 9,03% por lo que se sitúan escasamente por encima de la media de la Comunidad que se sitúa en el 8,39%. La provincia de Valencia con un 7,79%, queda un poco por debajo de la media de la Comunidad. Dentro de este nivel medio es el grado 3 el que, en principio, tiene más probabilidades de ser tratado, y es en la provincia de Castellón donde aparece mayor porcentaje del mismo con un 1,85%, frente al 0,83% de Valencia y el 0,74% de Alicante, lo que traducido a hectáreas y teniendo en cuenta el mayor peso de la provincia de Valencia en cuanto a superficie prospectada, sitúa a Valencia, con 2.350 ha en grado 3, por encima de Castellón, con 1.443 ha en este mismo grado. En la provincia de Alicante el 0,74% de grado 3, tan solo representa 382 hectáreas.

Los niveles altos están escasamente representados en la Comunidad, con tan sólo un 0,67% de la superficie, destacando claramente la provincia de Valencia con un 0,84% frente al 0,27% de Castellón y el 0,35% de Alicante. En estos niveles altos destacan las 2.124 ha de grado 4 en la provincia de Valencia, pertenecientes a los montes V103M4 y M6 de El Camp de Morvedre, V1002M4 y M5 y V87M2 de El Camp de Turia y V1090M2 de El Valle de Ayora. Mientras que en la provincia de Castellón aparecen 211 ha en grado 4 pertenecientes a los montes CS1031M1 de Alto Millares y CS3016M3 de Alto Palancia, y en la provincia de Alicante aparecen tan sólo 101 hectáreas, pertenecientes a los montes AL3016M1 de la Marina Alta y AL1037M1 del Baix Vinalopó. En grado 5 tan sólo aparecen dos masas en la Comunidad, una en la provincia de Alicante (AL99M1) de 84 ha en el Baix Vinalopó y la otra en la de Valencia (V5160M3) de 247 ha en el Valle de Ayora.

Por tanto se puede considerar que el 90,94% de la superficie con pinar de la Comunidad presenta niveles de ataque de procesionaria bajos, y de éstos 265.653 ha, es decir el 64,08% está libre de infestación.

Se puede decir que, en conjunto, las tres provincias presentan porcentajes de grados de procesionaria similares, si bien tras una mirada más profunda se puede decir que la provincia de Alicante presenta una situación ligeramente favorable con respecto a las otras dos, ya que la suma de los porcentajes de los grados más elevados (grados 3, 4 y 5) es de tan solo 1,09%, frente al 1,67% de la provincia de Valencia y 2,12% de la de Castellón. Esta última provincia presenta la situación más desfavorable al ser la que mayor porcentaje tiene en grados altos (3, 4 y 5) y además dentro de los grados bajos (0 y 1), tiene una distribución más desfaborable que las otras dos provincias al presentar el 55,15% en grado 0 y el 34,39% en grado 1, frente al 66,11% en grado 0 y 25,27% en grado 1 de Valencia y 66,32% en grado 0 y 24,30% en grado 1 de Alicante.

En conjunto, el estado fitosanitario de los pinares en el año 2.005 en cuanto a procesionaria se refiere, se puede considerar muy satisfactorio a nivel Comunitario.

 

Estado de Infestación de la Procesionaria del Pino en las Masas de Pinar de la Comunidad Valenciana. Año 2005
Provincia
Grado 0 Superficie (ha)
%
Grado 1 Superficie (ha)
%
Grado 2 Superficie (ha)
%
Grado 3 Superficie (ha)
%
Grado 4 Superficie (ha)
%
Grado 5 Superficie (ha)
%
Alicante
34.432
66,32
12.617
24,30
4.305
8,29
382
0,74
101
0,19
84
0,16
Castellón
42.951
55,15
26.780
34,39
6.497
8,34
1.443
1,85
211
0,27
0
0
Valencia
188.270
66,11
71.964
25,27
19.808
6,96
2.350
0,83
2.124
0,75
247
0,09
TOTAL (ha)
265.653
64,08
111.361
26,86
30.610
7,38
4.175
1,01
2.436
0,59
331
0,08

 

Estado de infestación de la Procesionaria del Pino en las Masas de Pinar de la Comunidad Valenciana.
Año 2005
Grado Infestación
Superficie ha
Superficie %
G-0
265.653
64,08
G-1
11.361
26,86
G-2
30.610
7,38
G-3
4.175
1,01
G-4
2.436
0,59
G-5
331
0,08
Total
414.566
100