Nivel autonómico - Principales plagas detectadas

 

Resultados de la prospección Año 2006
 
Nivel autonómico

PRINCIPALES PLAGAS DETECTADAS

   Las plagas se han agrupado según la ficha de "evaluación fitosanitaria" utilizada para la prospección, en Perforadores, Otros insectos y Procesionaria del pino (Thaumetopoea pityocampa).
 
   Debido a la frecuencia y a la importancia de los daños sobre las especies del género Pinus producidos por perforadores incluidos en el orden Coleoptera, se ha considerado conveniente aglutinar bajo la denominación de "PERFORADORES" a las especies de este orden que realizan perforaciones en ramas, fustes o raíces de los pinos.

   Los "perforadores" han experimentado un aumento bastante significativo en el número de masas totales afectadas, 316 frente a las 244 de la pasada campaña, por lo que el porcentaje ha aumentado en un punto y medio, al pasar del 12,91% de la anterior prospección al 14,42% de la presente, siendo la plaga con más relevancia en cuanto a número de pies muertos. Los diagnóstico más comunes han sido los escolítidos Tomicus sp. (Tomicus piniperda y destruens) y Orthotomicus erosus . El diagnóstico de perforador sin determinar se ha dado con bastante frecuencia en diversas comarcas de las provincias de Castellón y Valencia, y con menor frecuencia en la de Alicante.

   A nivel provincial la única provincia en la que se ha dado un descenso en cuanto a número de masas afectadas por la plaga ha sido Castellón, donde se ha pasado de un 21,12% de masas afectadas por perforadores en la anterior campaña a un 15,45%, mientras que las provincias de Alicante y Valencia han aumentado un 3,3% respecto a la anterior campaña.

   A nivel de la Comunitat, el aumento de los daños por insectos perforadores ha sido apreciable, al haberse dado incrementos en todos los niveles tanto de "presencia" como de "presencia media y alta". Las "presencias" han pasado del 8,99% en el 2005 al 9,68% en la presente campaña, lo que no tiene demasiada importancia al no implicar la presencia de árboles muertos para este nivel de ataque. Las masas con "presencia media" han pasado del 3,65% en el 2005 al 4,1% en la presente campaña y las "presencias altas" han pasado del 0,26% en el 2005 al 0,64% en el 2006, lo que sí que es un dato ya significativo pues en estos niveles de ataque ya se habla de árboles muertos. Este aumento se ha dado tanto en número de masas como en intensidad de los ataques.


   A título de resumen, en conjunto, puede decirse que la cantidad de daños por perforadores en la presente campaña ha aumentado sensiblemente con respecto a la anterior, tanto en número de masas como en la intensidad de los ataques.

Las principales especies observadas en la Comunidad a lo largo de la presente campaña han sido:

 

OTROS INSECTOS

   Se han incluido en este grupo todos aquellos insectos distintos de la procesionaria del pino y de los incluidos en los "perforadores", del punto anterior.

   En cuanto a "otros insectos" el número de masas en las que se ha detectado algún tipo de presencia, en la Comunitat Valenciana, ha aumentado de manera considerable, al pasar de un 9,41% (178 masas) el año pasado, a un 10,68% (234 masas) en la presente campaña, lo que corresponde a 56 masas más que en la anterior campaña. Este aumento se centra principalmente en la provincia de Valencia, donde las masas en las que se han registrado diagnósticos de este tipo han pasado del 8,43% en la anterior campaña a un 9,8% en la presente, lo que supone un 1,37% de aumento, mientras que en las provincias de Castellón y Alicante el aumento ha sido menor con un 0,85% y 0,4% respectivamente.

   El número de diagnósticos diferentes emitidos en la Comunitat, ha aumentado en uno respecto a la anterior campaña, ya que se han detectado cuatro nuevos diagnósticos, mientras que por otro lado no aparecen tres de los diagnósticos del año pasado. De los cuatro nuevos diagnósticos que aparecen en la presente prospección al nivel de la Comunitat, dos de ellos se han prospectado en la provincia de Alicante, ambos son lepidópteros defoliadores de rosáceas, uno es Aglaope infausta y el otro Nymphalis polychrosus. El coleóptero de la familia Cerambycidae, Cerambyx cerdo, muy común en las masas de encina y alcornoque y cuyas larvas se alimentan de la madera de árboles decrépitos o moribundos, se ha detectado en la provincia de Valencia. Y por último y también en Valencia se ha detectado la presencia de Paysandisia archon, se trata de un lepidóptero perforador de distintas especies de palmeras de origen alóctono (selvas tropicales Sur Americanas). Su introducción se ha producido a través de importaciones de palmeras que no han cumplido el periodo de cuarentena. Debido a que es capaz de alimentarse ya no sólo de palmeras (Phoenix sp.) sino también de palmitos (Chamaerops humilis) que crecen de forma natural en muchos lugares de la provincia, su riesgo de dispersión y colonización de nuevos territorios es muy alta.

   Por otro lado, en la Comunidad, no aparecen tres de los diagnósticos del año pasado. Estos son: Brachyderes suturalis, detectada en la anterior campaña en Castellón, tampoco se menciona Panolis flammea localizado en la anterior campaña en Valencia, y por último, tampoco aparecen Zeuzera pyrina detectado la anterior campaña en Alicante.

   Las principales especies observadas en la Comunidad a lo largo de la presente campaña han sido:

 

PROCESIONARIA DEL PINO

   La procesionaria del pino, Thaumetopoea pityocampa, es actualmente el más importante defoliador de los pinares valencianos, constituyendo, la plaga forestal más extendida en los pinares de la Comunidad, estando presente en la práctica totalidad de las comarcas de las tres Provincias.

   La procesionaria del pino es una especie autóctona, propia de los pinares mediterráneos, no se trata de una especie que viene de fuera a destruir los montes valencianos, sino de un insecto que, en ocasiones, produce un desequilibrio en el ecosistema, disminuyendo el crecimiento de los pinos y reduciendo su vitalidad. Su presencia debe considerarse, no sólo como habitual en los pinares, sino como necesaria para completar la biodiversidad de los ecosistemas.

   La superficie forestal, con presencia de pinar, prospectada en la presente campaña es de 487.247,7 ha, de las cuales el 69,04% corresponden a la provincia de Valencia, y el 19,63% y 11,33%, a las provincias de Castellón y Alicante respectivamente. Este mayor peso de la provincia de Valencia hay que tenerlo en cuenta en los resultados de la Comunitat, pues representa más del doble que lo que suman las superficies de Alicante y Castellón juntas.

   Los niveles bajos de infestación (grados 0 y 1) constituyen un porcentaje muy elevado de la superficie, con un 83,20%, mientras que los niveles medios (grados 2 y 3) y altos (grados 4 y 5) constituyen un 14,81% y 1,99%, del total respectivamente.

   Son estos niveles bajos, por tanto, los que dominan claramente en toda la Comunitat, y especialmente en la provincia de Valencia donde alcanza un valor del 85,01%, algo por encima de la media de la Comunitat que se sitúa en el 83,20%. En las provincias de Alicante y Castellón este valor se queda por debajo de la media de la Comunitat, con un 77,91% y 79,85% respectivamente.


 

PROVINCIA

NIVELES DE INFESTACIÓN DE PROCESIONARIA

BAJO
(grados 0-1)

MEDIO
(grados 2-3)

ALTO
(grados 4-5)

Alicante

77,91%

19,55%

2,54%

Castellón

79,85%

17,50%

2,65%

Valencia

85,01%

13,28%

1,71%

COMUNIDAD

83,20%

14,81%

1,99%


   Entre los niveles medios, donde se encuentran casi todas las zonas con mayor necesidad de tratamiento, destacan las provincias de Alicante con un 19,55% y Castellón con un 17,50% que se sitúan por encima de la media de la Comunitat que está en el 14,81%. La provincia de Valencia con un 13,28%, queda un poco por debajo de la media de la Comunitat y cuatro y cinco puntos por debajo de las otras dos provincias. Dentro de este nivel medio es el grado 3 el que, en principio, tiene más probabilidades de ser tratado, y es en la provincia de Alicante donde aparece mayor porcentaje del mismo con un 9,24%, frente al 6,08% de Castellón y el 4,78% de Valencia. Sin embargo la mayor superficie de la provincia de Valencia hace que al traducir estos valores a hectáreas sea esta provincia, con 16.079 ha en grado 3, la mas necesitada de tratamientos, por encima de Castellón, con 5.814 ha y Alicante con 5.098 ha, lo que suma un elevado número de hectáreas en grado 3 para la Comunitat con 26.991 ha.
 
   Los niveles altos están representados en la Comunitat, con un 1,99% de la superficie, destacando la provincia de Castellón con un 2,65% frente al 2,54% de Alicante y el 1,71% de Valencia, si bien la provincia de Castellón es la única en la que no hay grado 5, por lo que el 2,65% pertenece a grado 4.

   En estos niveles altos destacan las 4.128 ha de Valencia en grado 4, repartidos en 23 masas de las comarcas de El Camp de Morvedre, El Valle de Ayora, La Canal de Navarrés, La Ribera Alta, La Vall D'Albaida, L'Horta Oest y Los Serranos. En la provincia de Castellón el grado 4 aparece en 2.535 ha repartidas en 14 masas de las comarcas de Alto Millares, Alto Palancia, El Baix Maestrat, L'Alcalaten y L'Alt Maestrat y por último en la provincia de Alicante hay grado 4 en 1.319 ha pertenecientes a 8 masas de las comarcas de Alt Vinalopó, Baix Vinalopó, Marina Alta y Vinalopó Mitjà. El grado 5 destaca en la provincia de Valencia, donde aparecen 1.616 ha en este grado, pertenecientes a los montes V121M1, V122M2 y M10 de Los Serranos, V1027M2 y V5129M2 de La Vall D'Albaida, V5264M1 de La Ribera Alta, V5258M1 de La Hoya de Buñol, V3021M1 de La Costera y V27M5 de El Valle de Ayora. Mientras que en la provincia de Alicante tan solo aparecen 81 ha en grado 5 pertenecientes al monte AL3016M1 de La Marina Alta, en la de Castellón como ya se ha comentado no hay hectáreas en grado 5.

   Por tanto se puede considerar que el 83,20% de la superficie con pinar de la Comunitat presenta niveles de ataque de procesionaria bajos, y de éstos 274.495,6 ha, es decir el 56,34% está libre de infestación.

   Se puede decir que la provincia de Valencia presenta la situación más favorable de las tres provincias, ya que posee el mayor porcentaje de las tres en niveles de ataque bajos (grados 0 y 1) y menor porcentaje en niveles medios (grados 2 y 3) y altos (grados 4 y 5), con la única salvedad de que es la que tiene mayor porcentaje en grado 5, si bien se trata de un porcentaje pequeño (0,48%). Las provincias de Alicante y Castellón tienen resultamos más parecidos en cuanto a niveles de ataque, pero la de Alicante está en una situación más desfavorable al mirar grado por grado ya que destaca con un 9,24% en grado 3 frente al 6,08% de Castellón, y además Alicante tiene un 0,15% en grado 5 y Castellón ninguna hectárea.

   En conjunto, el estado fitosanitario de los pinares en el año 2006 en cuanto a procesionaria se refiere, se puede considerar satisfactorio a nivel Comunitario.


   En las siguientes tablas se presentan los resultados obtenidos para la provincia y las distintas comarcas que la componen.


Estado de Infestación de la Procesionaria del Pino en las Masas de Pinar de la Comunidad Valenciana.
 Año 2006
 

Provincia

Grado 0 Superficie (ha)

%

Grado 1 Superficie (ha)

%

Grado 2 Superficie (ha)

%

Grado 3 Superficie (ha)

%

Grado 4 Superficie (ha)

%

Grado 5 Superficie (ha)

%

Alicante

29.653

53,74

13.341

24,18

5.691

10,31

5.098

9,24

1.319

2,39

81

0,15

Castellón

44.811

46,84

31.588

33,02

10.926

11,42

5.814

6,08

2.535

2,65

0

0

Valencia

199.936

59,44

86.052

25,58

28.578

8,50

16.079

4,78

4.128

1,23

1.618

0,48

TOTAL (ha)

274.400

56,32

130.981

26,88

45.195

9,28

26.991

5,54

7.982

1,64

1.699

0,35



Estado de infestación de la Procesionaria del Pino en las Masas de Pinar de la Comunidad Valenciana.
Año 2006

Grado Infestación

Superficie ha

Superficie %

G-0

274.400,6

56,32

G-1

130.980,1

26,88

G-2

45.195,0

9,28

G-3

26.991

5,54

G-4

7.982

1,64

G-5

1.699

0,35

Total

487.248

100


Superficie por Grados de Infestación de la Procesionaria del Pino en la Comunidad Valenciana. Año 2006