Principales enfermedades y fisiopatías detectadas

En este grupo se ha incluido toda anomalía en el desarrollo normal del árbol, por la cual el árbol entero o alguna de sus partes se ve amenazada en su existencia o en su normal funcionamiento

Con respecto al pasado año se ha experimentado un importante incremento en el número de masas totales afectadas, al pasar de 328 en la anterior campaña a 437 en la presente. Este aumento se debe en gran medida a la mayor formación que año tras año van adquiriendo los Agentes Medioambientales, la inclusión de un buen número de nuevas masas en la Prospección, y más concretamente dentro de este apartado, las buenas condiciones meteorológicas que se están produciendo para la proliferación de diagnósticos como el "soflamado del pino carrasco" (tiempo húmedo y fresco) y también este año especialmente son destacables por su excepcional presencia en algunas comarcas, las fuertes heladas registradas en el pasado invierno, por lo que el diagnóstico de "daños por helada" pasa a ser uno de los más citados.

En la provincia de Alicante sin embargo es en la única en la que no se ha dado ese incremento de masas afectadas ya que ha pasado de un 16,9% en el 2.004 a un 13,4% en el 2.005. Sin embargo en Castellón ha aumentado el porcentaje de masas afectadas en un 2,22% al pasar de 27,27% en 2.004 a un 29,49% en 2.005. Pero ha sido en la provincia de Valencia donde más se ha notado esta subida al pasar de un 15,5% en 2.004 a un 24,3% en 2.005 lo que supone 107 masas más que en la anterior campaña sólo para esta provincia

El número de diagnósticos emitidos, a nivel de la Comunidad, es dos menos que el año pasado, además de que hay pequeñas variaciones en cuanto a los diagnósticos, ya que se ha detectado uno nuevo, mientras que por otro lado no aparecen tres de las enfermedades del año pasado. Los tres diagnósticos que no aparecen en esta prospección son Armillaria mellea que en la pasada campaña fue reseñada en montes de Castellón, Coleosporium senecionis y Rhytisma acerinum, ambas detectadas en montes de la provincia de Alicante.

El nuevo diagnóstico que aparece en la presente prospección, se ha dado en la provincia de Valencia, y ha sido Daños por maquinaria que se ha observado en la comarca de Los Serranos.

Entre los diagnósticos emitidos en la provincia de Alicante predominan los daños sin identificar (Enfermedad sin determinar), que aparecen casi en la mitad de las masas diagnosticadas. Destacar también el "soflamado del pino carrasco", por el número de masas en que aparece, y los daños por helada, más patentes este año, y diagnosticados en dos de las tres masas que aparecen con presencia alta de daños.

En la provincia de Castellón tiene especial interés Viscum album (muérdago, hemiparásito de pinos), ya que está presente en el 22,25% del total de las masas prospectadas, siendo objeto del 76,36% de las masas nombradas en este apartado de afecciones. En números absolutos, de las 110 masas con "enfermedades y fisiopatías", en 84 se cita el muérdago (Viscum Album). De esta última cifra, son 17 las nuevas masas que se incorporan al grupo que padece esta afección.

En la provincia de Valencia los diagnósticos más destacables han sido el "soflamado del pino carrasco", que ha sido el más citado, dadas las buenas condiciones meteorológicas que se produjeron en la pasada primavera para la proliferación de esta enfermedad, y sobre todo, son destacables por su excepcional presencia en algunas comarcas, los daños producidos por las fuertes heladas registradas en el pasado invierno, que ha hecho que el diagnóstico de "daños por helada" haya sido reseñado con los mayores niveles de presencia además de haber sido el más citado junto con el diagnóstico de "soflamado del pino carrasco". Tambié es destacable, no tanto por la extensión de los daños, sino por su intensidad el diagnóstico de "enfermedad sin determinar" sobre pino carrasco (Pinus halepensis), localizados principalmente en los montes de Chelva de la comarca de Los Serranos.

Respecto a los distintos niveles de ataque, a nivel de la Comunidad, han aumentado tanto las "presencias" como las "presencias altas" en la presente campaña. Si bien ha ocurrido que como mal menor esta subida se ha inclinado principalmente hacia la "presencia" más que hacia la "presencia alta", ya que se ha pasado de un 14,96% de "presencia" en 2.004 a un 19,58% en 2.005, lo que supone un 4,62% de subida en este nivel, mientras que la "presencia alta" pasa de un 3,15% en 2.004 a un 3,54% en 2.005, lo que supone tan solo un 0,39% de subida.

Las principales enfermedades y fisiopatías observadas en la Comunidad a lo largo de la presente campaña han sido: