Principales enfermedades y fisiopatías detectadas. Valencia

Como "enfermedades y fisiopatías" se entienden en el presente informe toda anomalía en el desarrollo normal del árbol, por la cual el árbol entero o alguna de sus partes se ve amenazada en su existencia o en su normal funcionamiento. Las causas de estas patologías pueden ser de origen biótico, producidas por la acción de organismos vivos como virus, bacterias, hongos y fanerógamas parásitas; o de origen abiótico, ocasionadas por episodios de exceso de frío o calor, falta o exceso de agua, carencia o exceso de ciertas sales del suelo, sustancias tóxicas y daños atmosféricos o mecánicos.

Respecto a la pasada campaña se ha producido un aumento del número de masas en las que se ha señalado la presencia de "enfermedades y fisiopatías". En concreto se han señalado un 15,5% (169 masas) del total de masas prospectadas en la provincia con detecciones de "enfermedades y fisiopatías" frente al 11,5% (117 masas) reseñadas en la pasada campañas, lo que representa un aumento del 4%

Este aumento hay que buscarlos principalmente en el elevado número de masas en las que se han señalado daños causados por el granizo así como por la abundante presencia de la enfermedad del "soflamado del pino carrasco" en muchas masas de la provincia a causa de las buenas condiciones meteorológicas que se están dando esta primavera (abundantes lluvias y temperaturas frescas) para el desarrollo del Sirococcus strobilinus, hongo causante de la citada enfermedad.

Mediante las fichas de prospección o por medio de los avisos efectuados por los Agentes Medioambientales se han detectado varias enfermedades y plantas parásitas:

- Daños por helada: se han citado daños por helada sobre pino carrasca (Pinus halepensis) en El Rincón de Ademuz, aunque estos daños más bien se produjeron en la pasada campaña.

- Debilitamiento del pino rodeno (Pinus pinaster): tras los dos pasados años en lo que se han dado buenos registros hídricos, los cuales, deberían haber ayudado a la mejora del estado fitosanitario de las masas de pino rodeno (Pinus pinaster) de la provincia, esto no ha sucedido así, a la vista del aumento que este dianóstico ha experimentado respecto a la pasada campaña. En este apartado se engloban sintomatologías bastante comunes en muchos montes valencianos y en las que todavía no se ha determinado el agente causante. Es probable que en muchos casos se trate de masas afectadas por cochinillas (Matsucoccus feytaudi, Paleococcus fuscipennis) que expongan a los pinos a los ataques de otros agentes patógenos, fundamentalmente perforadores subcorticales. Las comarcas en las que se han citado este diagnóstico son La Plana de Utiel-Requena (aquí con nivel de "presencia alta"), El Valle de Ayora y La Canal de Navarrés

- Derribo por nieve: este diagnóstico consiste en la rotura de ramas y en peor de los casos, la rotura de fustes o el derribo de pies. En esta campaña las comarcas donde se ha citado este diagnóstico han sido El Rincón de Ademuz, Los Serranos, El Valle de Ayora y La Vall d´Albaida.

- Derribo por viento: como consecuencia de fuertes vientos, se ha producido derribos de árboles en distintos montes de la comarca de Los Serranos (montes "Caídas del Río Turia" y "Malacara" de Titaguas y "Pelma" de Chulilla).

- Enfermedad sin determinar: dada la dificultad de especificar los agentes patógenos que provocan determinadas sintomatologías, se ha optado por indicar "enfermedad sin determinar" en esos casos. Destacables son estos diagnósticos señalados con nivel de "presencia alta" sobre Juniperus communis en El Rincón de Ademuz, sobre Eucalyptus. en La Plana de Utiel-Requena, sobre pino rodeno (Pinus pinaster) en La Canal de Navarrés. A nivel general este diagnóstico también ha sido el más citado, pues se ha nombrado en 70 de las 169 masas señaladas con algún diagnóstico de "enfermedades y fisiopatías".

- Familia Eriophyidae: se trata de unos ácaros fitófagos muy evolucionados que provocan decoloraciones y deformaciones vistosas en las plantas. Daños típicos son la erinosis o hipertrofia de pelos, las agallas o deformaciones a partir de células epidérmicas y las vejigas formadas a partir del parénquima de las hojas. Este ha sido detectado sobre encina (Quercus ilex), produciendo una erinosis que confiere al envés de las hojas un aspecto herrumbroso, en el monte "El Carrascal" en Los Serranos, "Tristani, La mina y otros" en la comarca de El Camp de Túria o el monte "La Matea" en la comarca de La Canal de Navarrés.

- "Seca" de quercíneas: se han reseñado algunas fisiopatías consistentes en la "seca" de pies de varias especies de quercíneas en varias masas de la comarca de La Canal de Navarrés y especialmente en algunos montes de La Safor como "El Monte" y "V-5040" de Barx, en donde se ha citado este diagnóstico con nivel de "presencia alta", sin poderse atribuir los daños a un agente patógeno concreto. Gracias a la colaboración del I.V.I.A. (Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias) con la Conselleria de Territori i Habitatge se está estudiando, mediante una prospección específica, la posible incidencia del hongo Phytophthora cinnamomi y de la bacteria Brenneria quercina en este tipo de patologías en la Comunidad Valenciana. En muchos casos, es probable que se trate de masas que padecen falta de agua disponible para las plantas.

- Soflamado del pino carrasco: es el nombre por el que se conoce la enfermedad que en los años 1.997 y 1.998 causó la defoliación paulatina de gran cantidad de pinos en toda la provincia. Esta enfermedad se demostró en el verano de 1.997 que estaba provocada por el hongo Sirococcus strobilinus (Sin: Sirococcus conigenus),. En esta primavera se han dado condiciones muy favorables (lluvias abundantes y temperaturas frescas) para la proliferación de este hongo y de hecho en la presente prospección ha sido uno de los diagnósticos más señalados por los Agentes Medioambientales. En concreto se ha señalado con niveles de "presencia alta" en algunos montes como "Peña Blanca y agregados" en La Plana de Utiel-Requena pero se ha citado ya con niveles inferiores de presencia en casi la práctica totalidad de las comarcas de la provincia. Por tanto sería recomendable continuar con el seguimiento de los daños causados por el citado hongo durante el resto de primavera y de cara al próximo otoño.

- Gymnosporangium sabinae (Roya del enebro): un año más el decaimiento que se viene observando desde años atrás de especies del género Juniperus sigue preocupando ya que continúa la muerte de numerosos ejemplares en toda la provincia. Se secan ramas y toman una coloración rojiza. Como causas se han observado ataques de insectos perforadores, como el escolítido Phloeosinus sp. o el cerambicido Semanotus laurasi, y también se han comprobado afecciones debidas a hongos del género Gymnosporangium, y que ha sido reseñado en las fichas como la "roya del enebro". Los síntomas utilizados para diagnosticar este hongo en el monte son la detección de engrosamientos en las ramas afectadas en los cuales aparecen en el periodo primaveral unos cuernecillos anaranjados. También se observa en numerosas ocasiones la presencia de "escobas de brujas" en las ramas afectadas. En las fichas de "Evaluación Fitosanitaria" se ha citado sobre todo en las comarcas de La Ribera Alta, La Plana de Utiel-Requena y La Canal de Navarrés siendo junto con los diagnósticos de "enfermedad sin determinar" y "soflamado del pino carrasco", el diagnóstico más citado. Tan sólo en la comarca de La Ribera Alta se ha citado con niveles de "presencia alta".

- Moteado Clorítico: se trata de una serie de manchas anaranjadas que aparecen sobre las acículas de los pinos carrascos (P. halepensis) y que se han vuelto a señalar en montes de la comarca de La Canal de Navarrés como "La Matea" y "Navalón".

- Viscum album (muérdago): se ha vuelto a reseñar sobre pino laricio (Pinus nigra) en los montes de El Rincón de Ademuz, "La Puebla de San Miguel" (V-55-M2 y M10) y "Umbría de la Huerta" (V-63-M1).

- Cenangium ferruginosum: hongo ascomiceto que se hospeda sobre cualquier especie de pino, comportándose como un parásito subcortical secundario que generalmente coloniza ramas que vegetan mal. En la presente campaña se han observado daños causados por este hongo sobre pino laricio (Pinus nigra) y pino carrasco (Pinus halepensis) en las comarcas de El Rincón de Ademuz y Los Serranos.

- Daños por granizo: a principios del pasado mes de septiembre, varias violentas tormentas acompañadas piedra de hasta 6 cm de diámetro, causó daños mecánicos muy graves en el arbolado de distintos montes de la provincia. Estos daños han consistido principalmente en la defoliación de los árboles e incluso la muerte de los mismos en las zonas más afectadas, ya que la piedra llegó a descortezar parcialmente ramas y fustes. Ante el alcance de los daños, desde el pasado mes de febrero se están realizando en la zona más afectada trabajos para el control de las poblaciones de insectos perforadores mediante la colocación de puntos cebo. Con esta medida se pretende evitar que los citados insectos se reproduzcan en los pies que han quedado muertos o debilitados. Además y de cara al próximo otoño, se tendrá que vigilar con especial atención las zonas afectadas. Éstas zonas más afectadas se localizan en las comarcas de La Canal de Navarrés (montes "La Matea", "Los Altos", "La Redonda" y "Navalón", La Costera (monte "La Solana", y en menor medida en el monte "La Concordia" en la comarca de El Camp de Túria.

- Sequía: muerte de pies o decaimiento vegetativo causado por el estrés hídrico que sufre la vegetación. Principalmente los daños señalados con este diagnóstico son sobre pino carrasco (Pinus halepensis) se localizan en laderas con orientaciones sur-suroeste con bastante pendiente y suelo escaso. Las comarcas en las que se ha señalado este tipo de datos son La Plana de Utiel-Requena, El Valle de Ayora y La Canal de Navarrés.

- Septoria unedonis: se trata de un hongo foliar ascomiceto que ataca las hojas de los madroños (Arbutus unedo) provcando una serie de manchas foliares violáceas que terminan con la caída prematura de las hojas. Se ha citado su presencia en La Hoya de Buñol aunque es segura su presencia en muchos otros lugares.

- Daños por animales: daños causados por cabras (Capra pyrenaica) se han señalado en el monte "Muela de Cortes y Casa Cuesta en la comarca de El Valle de Ayora. El daño ha sido citado sobre enebros (Juniperus oxycedrus) al rascarse las cabras en los troncos, lo que llega a provocar la pérdida de corteza y en consecuencia la muerte de la planta por anillamiento. La detección de "sarna" en la zona esta provocando el aumento de este tipo de daños.

En la tabla siguiente se relacionan las comarcas y las especies detectadas por los Agentes Medioambientales.

 

 

COMARCA

ENFERMEDADES Y FISIOPATÍAS

Rincón de Ademuz

Derribo por nieve. Enfermedades sin determinar sobre: Pinus nigra y Juniperus communis. Viscum album. Gymnosporangium sabinae. Daños por helada. Cenangium ferruginosum.

Los Serranos

Enfermedades sin determinar sobre: Pinus halepensis, Populus nigra, Pinus nigra, Quercus Ilex y Juniperus sp. Daños por helada en Pistacia sp. Cenangium ferruginosum. Eriophydae. Derribo por viento. Derribo por nieve. Soflamado del pino carrasco.

El Camp deTuria

Eriophyidae. Enfermedad sin determinar sobre Pinus halepensis. Cenangium ferruginosum. Daños por granizo.

El Camp de Morvedre

Soflamado del pino carrasco.

La Plana de Utiel-Requena

Enfermedades sin determinar sobre: Pinus halepensis, Pistacia sp, Juniperus oxycedrus, Juniperus phoenicia, Juniperus communis, Quercus coccifera, Phillyrea sp, Quercus ilex, Arbutus unedo, Eucalyptus sp. Gymnosporangium sabinae. Soflamado del pino carrasco. Sequía.

L´Horta Sud

Enfermedad sin determinar sobre Pinus halepensis.

El Valle de Ayora

Debilitamiento del pino rodeno. Enfermedad sin determinar sobre: Juniperus oxycedri, Pinus pinaster; Quercus coccifera, Pinus halepensis y Quercus ilex. Seca de quercineas. Daños por animales. Soflamado del pino carrasco. Sequía. Derribo por nieve.

La Canal de Navarrés

Debilitamiento del pino rodeno. Enfermedades sin determinar sobre: Juniperus sp, Pinus pinaster, Pinus halepensis, Quercus ilex y Quercus coccifera. Seca de quercíneas. Soflamado del pino carrasco. Sequía. Daños por granizo. Moteado clorótico. Fam. Eriophydae. Gymnosporangium sabinae.

La Costera

Soflamado del pino carrasco. Daños por granizo.

La Vall d'Albaida

Enfermedad sin determinar sobre Pinus halepensis. Gymnosporangium sabinae. Derribo por nieve. Soflamado del pino carrasco.

La Safor

Seca de quercineas. Enfermedad sin determinar sobre Pinus halepensis.

La Hoya de Buñol
Enfermedad sin determinar sobre: Juniperus communis, Pistacia sp. Juniperus oxycedrus, Juniperus phoenicia y Pinus halepensis. Soflamado del pino carrasco. Septoria unedonis.
La Ribera Alta
Gymnosporangium sabinae.