Valencia - Principales enfermedades y fisiopatias detectadas

 

ENFERMEDADES Y FISIOPATÍAS


  Como “enfermedades y fisiopatías” se entienden en el presente informe toda anomalía en el desarrollo normal del árbol, por la cual el árbol entero o alguna de sus partes se ve amenazada en su existencia o en su normal funcionamiento. Las causas de estas patologías pueden ser de origen biótico, producidas por la acción de organismos vivos como virus, bacterias, hongos y fanerógamas parásitas, o de origen abiótico, ocasionadas por episodios de exceso de frío o calor, falta o exceso de agua, carencia o exceso de ciertas sales del suelo, sustancias tóxicas y daños atmosféricos o mecánicos. 

Mediante las fichas de prospección o por medio de los avisos efectuados por los Agentes Medioambientales se han detectado varias enfermedades y plantas parásitas:

Daños por nieve: se ha convertido en la cita más nombrada en el conjunto provincial. En 39 ocasiones se cita como “presencia media” y “presencia alta”: las 25 masas en las que se cita como “presencia alta”son las siguientes en El Valle de Cofrentes – Ayora en "Pico de la Muela" (V1025M1),"Muela de Juey" (V29M4) y “Rambla Murell" (V30M2 y M3): en La Hoya de Buñol: "Fuente Umbria y otros" (V1034M1) y "La Cabrera, etc." (V3003M3); en La Vall d'Albaida: "V5013M1 y M2”, "V5014M1 y M2”, "V5015M1 y M2”, "V5016M1”, "Umbrías" (V5018M1), "Mariola-Buixcarró" (V5017M1 y M2), "Umbrías" (V5018M2), "Mariola Bocairent VII" (V5127M1 y M2), "Solana Bocairent I" (V5128M1), "La Sierra" (V1023M2 y M3), "La Sierra" (V1022M1), y en Los Serranos en: "La Sierra" (V52M6 y M33).

Soflamado del pino carrasco: es el nombre por el que se conoce la enfermedad que en los años 1997 y 1998 causó la defoliación paulatina de gran cantidad de pinos en toda la provincia. En el verano de 1997 se citó como agente causante el hongo Sirococcus conigenus. En la pasada campaña se citó en numerosas ocasiones, 183 masas, mientras que en la actualidad se ha observado en 142 masas. En 10 ocasiones se observa con “presencia alta”: en La Costera en: "La Umbria" (V3014M1); en La Safor en 8 masas: "El Monte" (V3026M1), "Bascons" (V3046M1), "V5041M1”, "V5054M1 y M2”,"V5055M2 y M4” y “V5056M1”; mientras que en Los Serranos sólo se ha observado en "Caídas del Río Turia" (V50M16). Además en otras 33 masas se cita con “presencia media”.

Daños por viento: en la presente campaña se han citado impotantes problemas por la acción de fuertes vientos que han partido y derribado árboles. En 10 ocasiones se observa con “presencia alta”: en El Camp de Túria en: “La Concordia" (V87M3); en el Valle de Cofrentes – Ayora en "Pico de la Muela" (V1025M1); en La Costera en "La Solana" (V82M2); en La Hoya de Buñol en "Fuente Umbría y otros" (V1034M1) y en "La Cabrera, etc." (V3003M3); en La Ribera Alta en "Riberas del Río Magro" (V1015M2 y M3) y en "Monte Coto" (V5037M1) y por último, en Los Serranos en "La Sierra" (V52M33).

Puntisecado del pino carrasco: esta sintomatología consiste en la seca progresiva de las yemas apicales de los pinos carrascos más jóvenes, aunque también afecta a los adultos. Dicha seca impide el crecimiento en altura del arbolado y produce un decaimiento considerable del estado vegetativo de los pies afectados. 

Actualmente se desconoce el agente o agentes patógenos que provocan estos daños ya que aunque en un principio se creía que eran causados por un hongo llamado Gremmeniella abietina por la similitud de sus daños, los análisis por parte de un centro especializado no ha delatado la existencia del hongo en cuestión aunque sí de otros hongos patógenos. 

Se trata de una de las enfermedades que más han incrementado su presencia al pasar de los 48 registros del 2009 a los 102 actuales. En la presente prospección se observa en 7 masas con “presencia alta”, se trata de las siguientes: en El Rincón de Ademuz "Los Valles" (V1009M1), "Arroyo Cerezo" (V3011M4), "El Rato y Otros" (V3052M5) y en "Las Cabezas" (V62M1 y M2); en La Costera en "La Umbría" (V3014M6) y en Los Serranos en "Caídas del Río Turia" (V50M16)

Decaimiento de enebros: se trata de un nuevo diagnóstico que engloba a las sintomatologías de decrepitud que de unos años hasta ahora se han ido citando sobre especies del género Juniperus. Hasta la pasada prospección se incluía en enfermedad sin determinar afectado a las especies del género citado, pero vista la importancia del grupo, se optó por proponer este nuevo diagnótico. En la actualidad se han citado 75 masas con este diagnóstico, mientras que en la pasada campaña se observaron 66 masas con enfermedad sin determinar sobre especies del género Juniperus. De estas 75 citas actuales, 3 se deben a “presencia alta”: son las siguientes: en El Rincón de Ademuz "Arroyo Cerezo" (V3011M2) y en La Plana de Utiel-Requena en "V5084M3” y en "Alrededores del Cerro Carpío" (V5124M1).

Gymnosporangium sp. (Roya del enebro): se han comprobado afecciones debidas a hongos del género Gymnosporangium, y que ha sido reseñado en las fichas como “roya del enebro”. 

Los síntomas utilizados para diagnosticar este hongo en el monte son la detección de engrosamientos en las ramas afectadas en los cuales aparecen en el periodo primaveral unos cuernecillos anaranjados. También se observa en numerosas ocasiones la presencia de “escobas de brujas” en las ramas afectadas. En las fichas de “Evaluación Fitosanitaria” se ha citado en 70 ocasiones, de ellas, en 8 masas se cita como “presencia media”, se trata de las siguientes: en La Plana de Utiel-Requena en 7 casos: "La Fonseca" (V1052M1), “V5086M1, M3 y M7), “V5089M3”, "Solana y Campos de las Herrerias" (V57M1) y "Pinarazo" (V97M1) y por último en La Vall d'Albaida se observa en “V5014M1”.

Enfermedad sin determinar: con 64 registros, se observa un importante descenso de este diagnóstico debido a la comentada citada inclusión de decaimiento de enebros. En cuanto a las masas con “presencia alta” se observan 8: en La Costera en "La Solana" (V82M1); en La Plana de Utiel-Requena en “El Ciscar y la Matachosa" (V1044M2), "El Saladar" (V5132M1), “V5084M3”; en La Ribera Alta en "Riberas del Río Magro" (V1015M2 y M3) y en Los Serranos en: "Los Rodenos" (V45M5) y "Riberas del Río Turia" (V1038M2).

Seca de matorral: en 49 ocasiones se observan daños en el matorral que suelen hacer referencia a secado y/o defoliación de las ramas u hojas. En una ocasión se cita con “presencia alta”, se trata de "Solana y Campos de las Herrerías" (V57M1) en el que se aprecian coscojas (Quercus coccifera) afectadas. Además en otra masa, también de La Plana de Utiel-Requena se cita “presencia media”.

Daños por helada: debido a las bajas temperaturas alcanzadas en el pasado invierno y sobre todo a heladas tardías, se han observado daños atribuibles a este hecho en 34 ocasiones. De ellas, en cuatro masas se aprecian daños importantes por lo que se citan con “presencia alta”, se trata de las siguientes masas de Vallada: "La Umbria" (V3014M1, M2, M6 y M8).

Derribo por nieve: en 29 ocasiones se han apreciado pies derribados, usualmente se debe a la acción conjunta del peso de la nieve y de vientos fuertes inmediatamente después de que se congele la nieve. Las masas citadas con “presencia alta” son cuatro siguientes: en la Hoya de Buñol: "Fuente Umbría y otros" (V1034M1) y "La Cabrera, etc." (V3003M3); en La Plana de Utiel-Requena en "V5223M1” y en Los Serranos en "La Sierra" (V52M33). Además en otras 8 masas se cita con “presencia media”.

Septoria unedonis: se trata de un hongo foliar ascomiceto que ataca a los madroños (Arbutus unedo) provocando la defoliación precoz de las hojas con más de un año de edad. Este diagnóstico ha sufrido un importante ascenso en los daños respecto a pasadas campañas. Se cita en 16 ocasiones, todas ellas con grado de “presencia”.

Debilitamiento del pino rodeno (Pinus pinaster): actualmente sigue observándose el decaimiento vegetativo de los pinos rodenos, en once masas. Únicamente en "Casas del Doctor" (V1078M2) se cita con “presencia alta”.

Arceuthobium oxycedri: el muérdago del enebro, planta hemiparásita se cita en 11 masas de La Plana de Utiel-Requena, una de ellas con grado de “presencia media”.

“Seca” de quercíneas: se han reseñado en 10 ocasiones fisiopatías consistentes en la “seca” de pies, sólo en una de las 10 masas se cita como “presencia media”.

Sequía: en varias masas, se ha considerado que la causa más probable del mal estado vegetativo se debe a las malas cualidades del suelo que originan sequía fisiológica. Se cita en masas, tres de ellas con “presencia alta”, todas en Vallada: "La Umbría" (V3014M2, M6 y M8)

Daños por rayo: en las comarcas de La Canal de Navarrés, La Costera y La Vall d'Albaida se citan siete masas con grado de “presencia”.

Viscum album (muérdago): todas las citas son sobre pino laricio (Pinus nigra) en El Rincón de Ademuz. En "Puebla de San Miguel" (V5149M1), "Puebla de San Miguel" (V55M2) y “Umbría la Huerta” (V63M1) se han citado con “presencia alta”. Las restantes cuatro citas son con nivel de presencia. Son las mismas masas, con el mismo nivel que el año pasado.

Daños por maquinaria: se observa en cuatro masas de La Ribera Alta, El Rincón de Ademuz y La Plana de Utiel-Requena. La del Rincón es con “presencia alta”: “Las Cabezas” (V3001M3), todas las restantes se citan con “presencia media”.

Coleosporium senecionis: hongo Basidomiceto Uredal de la familia de los Coleosporiaceos, que provoca daños leves (aunque llamativos) en acículas de pinos. La forma acícola produce la roya de las acículas de los pinos. Los peridermios (cuerpos de fructificación) son salientes, comprimidos lateralmente y de color amarillo-anaranjado pálido. Los daños producidos por esta enfermedad son poco importantes ya que las acículas atacadas viven el tiempo normal. Se cita en cuatro masas de La Costera con grado de “presencia”.

Daños por animales: consiste en diversos daños causados por animales vertebrados sobre las plantas. Normalmente se trata de daños externos, fáciles de observar y que salvo en casos excepcionales en los que se llegue al anillamiento del árbol, no causarán la muerte de la planta en cuestión. Se citan en cuatro masas de la provincia, todas ellas con nivel de presencia.

Granizo: debido a una tormenta acaecida en agosto de 2009, se citan tres masas de Los Serranos con daños importantes, dos de ellas con “presencia media” y la otra con “presencia alta”, se trata de “Dehesa del Rebollo” (V42M8)

Moteado clorótico: con este nombre se designa la aparición de manchas amarillas-anaranjadas en las acículas jóvenes de los pinos. Puede estar originado por la contaminación, concretamente por la excesiva concentración de O3 a nivel troposférico. Se ha citado en tres ocasiones todas ellas sobre especies del género Pinus. La única “presencia alta” se cita, nuevamente, en Vallada: “La Umbría” (V3014M1).

Fisiopatía pinares litorales: se trata de los fogonazos de ramas secas observados desde hace varios años en las masas de pinares que se encuentran en zonas de temperaturas cálidas. Se trata de un nuevo diagnóstico que se cita en dos masas del Camp de Túria y de L’Horta Nord, siempre con grado de “presencia”.

Thyriopsis halepensis: este hongo defoliador de pino carrasco (Pinus halepensis) se ha citado en 16 masas de La Plana de Utiel-Requena)y de éstas, en 3 casos se ha señalado con nivel de presencia media. Es el caso de las masas 2 y 4 del monte “V5086” y la masa 2 del “V5089” de Venta del Moro.

En la tabla siguiente se relacionan las comarcas y las especies detectadas por los Agentes Medioambientales.

COMARCA

ENFERMEDADES Y FISIOPATÍAS

El Rincón de Ademuz

Daños por helada, Daños por maquinaria, Daños por viento, Decaimiento de enebros, Puntisecado del pino carrasco, Roya del enebro, Seca de quercineas, Sequía , Viscum album

Los Serranos

Daños por helada, Daños por nieve, Daños por viento, Decaimiento de enebros, Derribo por nieve, Enfermedad sin determinar, Granizo, Puntisecado del pino carrasco, Soflamado.

El Camp de Túria

Daños por nieve, Daños por viento, Enfermedad sin determinar, Fisiopatia de pinares litorales, Puntisecado del pino carrasco, Roya del enebro, Soflamado 

El Camp de Morvedre

Daños por viento, Decaimiento de enebros, Enfermedad sin determinar, Roya del enebro, Soflamado

L´Horta Nord

Daños por animales, Daños por viento, Fisiopatia de pinares litorales, Enfermedad sin determinar

La Plana de Utiel-Requena

Arceuthobium oxicedri, Daños por helada, Daños por maquinaria, Daños por nieve, Daños por viento, Debilitamiento del pino rodeno, Decaimiento de enebros, Derribo por nieve, Enfermedad sin determinar, Puntisecado del pino carrasco, Roya del enebro, Seca de matorral, Seca de quercineas, Septoria unedonis, Thyriopsis halepensis.

La Hoya de Buñol

Daños por nieve, Daños por viento,  Derribo por nieve, Soflamado

El Valle de Ayora - Cofrentes

Daños por helada, Daños por animales, Daños por nieve, Daños por viento, Debilitamiento del pino rodeno, Decaimiento de enebros, Derribo por nieve, Enfermedad sin determinar, Roya del enebro, Seca de quercineas, Septoria unedonis, Soflamado

La Ribera Alta

Daños por maquinaria, Daños por viento, Enfermedad sin determinar, Puntisecado el pino carrasco, Roya del enebro, Septoria unedonis, Soflamado

La Canal de Navarrés

Daños por animales, Daños por helada, Daños por nieve, Daños por rayo, Daños por viento, Enfermedad sin determinar, Puntisecado del pino carrasco, Roya del enebro , Soflamado

La Costera

Coleosporium senecionis, Daños por animales, Daños por helada, Daños por nieve, Daños por viento, Daños por rayo, Debilitamiento del pino rodeno, Decaimiento de enebros, Derribo por nieve, Enfermedad sin determinar, Moteado clorótico, Puntisecado del pino carrasco, Roya del enebro, Seca de quercineas, Sequía, Septoria unedonis, Soflamado .

La Vall d’Albaida

Daños por nieve, Daños por viento, Debilitamiento del pino rodeno, Derribo por nieve, Enfermedad sin determinar, Puntisecado del pino carrasco, Roya del enebro, Soflamado 

La Safor

Daños por helada, Daños por viento, Daños por rayo, Seca de quercineas, Soflamado.

 Arceuthobium oxycedri (Muérdago del enebro) Coleosporium senecionis  Daños por animales  Daños por helada Daños por maquinaria Daños por nieve  Daños por viento Daños por rayo Debilitamiento del pino rodeno Decaimiento de enebros  Enfermedad sin determinar  Fisiopatias de pinares litorales Granizo  Moteado clorótico  Puntisecado del pino carrasco Roya del enebro Seca de matorral  Seca de quercineas Septoria unedonis  Soflamado del pino carrasco  Thyriopsis halepensis  Viscum album(Muérdago)     

 

 

  En esta campaña se aprecia un claro repunte en la actividad del grupo “enfermedades y fisiopatías”. De forma resumida se puede afirmar lo siguiente: únicamente tres comarcas, en este caso La Hoya de Buñol, La Ribera Alta y La Canal de Navarrés reducen su actividad. En el resto de comarcas (13) o aumenta la presencia de diagnósticos (9) o se siguen sin citar diagnósticos de este grupo (4).

Los mayores incrementos porcentuales del grado de presencia total respecto a 2009 se aprecian en El Camp de Túria, Los Serranos, La Vall d'Albaida y en el Camp de Morvedre. En cuanto a la “presencia media”, los mayores incrementos se observan en Los Serranos, La Plana de Utiel-Requena, El Camp de Túria y El Camp de Morvedre. Por último en el caso de la “presencia alta” se ha visto incrementada en las comarcas de Los Serranos, El Valle de Cofrentes – Ayora y El Rincón de Ademuz.

Tal y como se puede comprobar en el párrafo anterior, se tiene que las comarcas de Los Serranos, El Camp de Túria y Camp de Morvedre, son las que peor evolución han experimentado.

En cualquier caso, conviene recordar aquí el hecho de que El Camp de Morvedre, La Plana de Utiel-Requena La Costera y La Safor en la presente campaña, presentan más del 50% de sus masas afectadas.

En la tabla se aprecia que todos los grados de actividad, incrementan su representación en la actualidad. Los mayores incrementos se dan en la “presencia alta” que se multiplica por casi tres, en el caso de la “presencia media” también se aprecia un incremento notable de la actividad al incrementarse en un 30%, mientras que el grado de menor actividad se aprecia un incremento del 20%. 

Con estos datos, se vuelven a los niveles de actividad de 2007, donde también se alcanzó el 38,7%. En aquella ocasión también se originaron importantes daños por acción del viento y de la nieve como en la actualidad