Principales enfermedades y fisiopatías detectadas

ENFERMEDADES Y FISIOPATIAS

En este grupo se ha incluido toda anomalía en el desarrollo normal del árbol, por la cual el árbol entero o alguna de sus partes se ve amenazada en su existencia o en su normal funcionamiento En lo referente a la Comunitat, con respecto al pasado año, se ha experimentado un importante incremento en el número de masas totales afectadas, al pasar de 587 en la anterior campaña a 813 en la presente. Si se tiene en cuenta que en la prospección de hace cuatro años el número de masas afectadas era de 251 se puede observar que ha triplicado la cifra en apenas cuatro años. Este aumento se debe en gran medida a la mayor formación que año tras año van adquiriendo los Agentes Medioambientales, a la inclusión de más de 300 nuevas masas en la Prospección y a los daños reseñados por nieve (150 masas afectadas en el año 2007, frente a las 121 en el año 2006) y viento (142 en el año 2007 frente a 73 en el año 2006).

La provincia de Alicante ha sido la única que no a registrado un incremento porcentual de más de 10 puntos, al haber aumentado sólo un 2,77% de un año a otro.

No obstante, el análisis porcentual puede no dar una idea exacta de la magnitud del aumento de superficie afectada por enfermedades o fisiopatías. Es conveniente, pues, destacar que el número de masas en las que ha sido detectada una enfermedad o fisiopatía en la provincia de Valencia, prácticamente, duplica el número de masas equivalentes en Castellón. Un total de 140 masas nuevas han recibido diagnóstico en la prospección de 2007 en Valencia (se ha pasado de 377 a 517) mientras que 72 lo han recibido en Castellón (donde se ha pasado de 164 a 236). Esto significa el doble de aumento de masas con diagnóstico, pese a que el porcentaje de aumento es casi el mismo (10,3% en Valencia y 10,2% en Castellón.)

Entre los dianósticos más citados destacan las 120 localizaciones de muérdago ( Viscum album )sobre pinar, 115 de las cuales se encuentra en la provincia de Castellón.

Los diagnósticos emitidos en la Comunitat, han aumentado en 1 respecto a la anterior campaña, ya que se han detectado 5 nuevos diagnósticos, mientras que por otro lado 4 diagnósticos anteriores dejan de aparecer. Los 5 nuevos diagnósticos que aparecen en la presente prospección se han dado 3 en la provincia de Castellón, 2 en la de Valencia y 1 en Alicante, citándose uno de ellos tanto en Valencia como en Castellón.

Las 4 nuevas enfermedades o fisiopatías disgnosticadas este año son las siguientes:

  • Didymosporina aceris : hongo mitospórico que produce lesiones irregulares en las hojas de árboles del género Acer y provoca la reducción de su capacidad fotosintética.
  • Hypoxylon mediterraneum : hongo semiparásito, de la clase Ascomiceta, que penetra en el árbol a través de heridas causadas sobre la corteza, bien de origen natural (granizo, rayos...) como de origen antrópico (tratamientos selvícolas.) Afecta fundamentalmente a individuos del género Quercus (especialmente el alcornoque), Castanea, Fagus, Juglans, Platanus, Populus ... generando exudados oscuros, grietas longitudinales en la corteza y placas carbonosas que quedan al descubierto bajo las grietas de la corteza.
  • Trametes pini : hongo de pudrición que aparece en el ronco de los pinos, normalmente viejos o moribundos.
  • Trochila ilicina : hongo ascomiceto secundario que acelera la muerte de las hojas de Ilex aquifolium .

Las 4 enfermedades que no aparecen en esta campaña son las siguientes:

  • Cenangium feruginosum CS
  • Coleosporium senecionis VL
  • Lophodermium juniperum CS
  • Daños por helada AL, VL, CS

En la provincia de Alicante se mantiene el número de diagnósticos reflejados en las fichas: diez. No obstante hay 3 enfermedades o fisiopatías que dejan de estar presentes esta campaña y otras 3 nuevas que son detectadas. La hipertrofia provocada por la Corynebacterium halepensioides en ramas y troncos de pino (conocida como tuberculosis del pino) no ha sido detectada este año, tampoco han sido constatados daños por heladas, ni el hongo que provoca defoliaciones precoces en madroño, Septonia unedonis . No obstante, en esta provincia, este año, han sido diagnosticados derribos por viento, afecciones de ácaros de la familia Eriophydae (que provoca la aparición de manchas e hipertrofias en la pilosidad en el envés de las hojas de las encinas) y Trametes pini (hongo de pudrición en troncos de pinos viejos o moribundos), que durante la campaña anterior no fueron observados.

La comarca más afectada por enfermedades y fisiopatías es La Marina Baixa; y las comarcas con menor número de diagnósticos son El Baix Vinalopó y El Baix Segura (daños por animales y enfermedad sin determinar respectivamente.) Quizás, al margen de esto, cabe destacar la presencia alta de seca de quercíneas en L´Alcoià, un patología cuya causa aún sigue siendo hipotética y que, pese a ello, provoca graves problemas en otros lugares de la Península Ibérica.

Los diagnósticos más emitidos en esta provincia han sido el "derribo por nieve" (en 23 masas, un 5,5% de las masas prospectadas en la provincia), el "derribo por viento" (en 13 masas) y la "roya del enebro", causada por hongos del género Gymnosporangium , detectado asimismo en 13 masas.

En la provincia de Castellón se produce un incremento del número de diagnósticos que pasan de ser 18 en el 2006 a 20 en el 2007. Este incremento está compuesto de 4 diagnósticos de baja y 6 diagnósticos de alta en esta campaña. Los diagnósticos que se dan de baja este año (no detectados en la prospección) son los siguientes: Cenangium ferruginosum , hongo ascomiceto que se hospeda sobre cualquier especie de pino, comportándose como un parásito subcortical secundario, aunque puede comportarse como parásito activo en condiciones desfavorables para el pino (heladas, sequía, etc.); Lophodermium juniperinum que se trata de un hongo ascomiceto que causa defoliación precoz en enebros ( Juniperus sp .) que generalmente se comporta como parásito oportunista; y los daños por heladas y por granizos, que sí fueron observados la pasada campaña y no en la actual.

Desde la vertiente opuesta, en la prospección de 2007 han aparecido enfermedades y fisiopatías que no se encontraron en la prospección de 2006: los daños por acumulación de nieve o por uso descuidado de maquinaria, los daños generados por la sequía, el debilitamiento del pino rodeno y las afecciones de los hongos Didymosporina aceris (hongo mitospórico que produce lesiones irregulares en las hojas de árboles del género Acer y provoca la reducción de su capacidad fotosintética) y Trochila ilicina (hongo ascomiceto secundario que acelera la muerte de las hojas de Ilex aquifolium .)

Como viene siendo habitual en la provincia de Castellón, Viscum album (muérdago, hemiparásito de pinos) supone un problema en este nivel de la sanidad forestal. Durante esta prospección ha sido detectado en 115 masas (un aumento de 17 masas más que el año anterior. Asimismo se trata del diagnóstico con mayor número de "presencias altas" de la provincia (31 de las 48 "presencias altas" citadas en la provincia de Castellón.) Además sus citas se distribuyen por 6 de las 8 comarcas de la provincia. Todo ello nos da una idea, tanto de la distribución como de la expansión de esta plaga.

Otras enfermedades o fisiopatías importantes, en cuanto a número de masas en las que han sido detectadas, son los "daños por nieve", en 39 masas de 3 comarcas, o los "derribos por viento", ocasionados por los fuertes viento que tuvieron lugar en el mes de marzo de 2007, que afectaron a 35 masas de la provincia. Por último cabe destacar que se ha encontrado Roya del enebro en 29 masas, un número nada despreciable.

En la provincia de Valencia disminuye el número de diagnósticos reflejados en las fichas y pasa de 23 a 21. Cuatro diagnósticos son dados de baja esta prospección mientras que otros dos nuevos irrumpen esta campaña. Los "daños por nieve" y el hongo ascomiceto Hypoxylon mediterranium aparecen este año. Y los "daños por helada", las afecciones por ácaros chupadores de la familia Eriophydae y la presencia sobre enebros del muérdago del enebro ( Arceuthobium oxycedri ) y del Lophodermium juniperinum (hongo ascomiceto que causa defoliación precoz en enebros) no son descubiertos durante la prospección de 2007.

El diagnóstico con mayor número de "presencias altas" esta prospección son los daños y derribos producidos por la acumulación de nieve en las ramas de los árboles. Y las comarcas en las que se han detectado más enfermedades y fisiopatías son La Plana de Utiel-Requena (con 14 diagnósticos diferentes) y Los Serranos (con 13). El Valle de Ayora o La Ribera Alta son comarcas donde se han registrado 10 diagnósticos distintos en cada una, un número de detecciones alto.

Se debe mencionar en este punto la llamada "fisiopatía de pinares litorales", consistente en una seca de la parte aérea de los pinos carrascos ( Pinus halepensis ) en mayor o menor medida según el nivel de afección, en comarcas como El Camp de Morvedre y El Camp de Túria. Sin embargo, este diagnóstico no ha sido citado por los Agentes Medioambientales, ya que los daños producidos en su día ya han desaparecido cuando se prospectan las masas, para volver a aparecer una vez se ha finalizado la prospección. Afortunadamente, y al igual que ocurriera en años anteriores, todos los pies afectados terminaron por recuperarse. Al mismo tiempo sigue sin saberse el agente o agentes causantes de esta sintomatología.

En conclusión el aumento en el porcentaje de masas afectadas por enfermedades y fisiopatías, no ha supuesto una subida equivalente de la intensidad de los ataques, ya que los aumentos de "presencias" y los de "presencias altas" han sido muy dispares. Resulta obvio decir que la "presencia" de enfermedades y fisiopatías ha aumentado y, por tanto, la situación es peor a la del año pasado.

Las principales enfermedades y fisiopatías observadas en la Comunitat a lo largo de la presente campaña han sido: