Organismos

Portales

explotaciones mineras en terreno forestal

Visor de contenido web

Introducción

La actividad minera en la Comunitat Valenciana adquiere una elevada importancia económica, y abastece a sectores económicos estratégicos como la construcción, las infraestructuras, el azulejo o la cerámica. En nuestro territorio se distribuyen más de 450 explotaciones, y cuenta con más de 1.000 derechos mineros, de los cuales, clasificados según las secciones de la ley de minas, se disponen de 641 de la sección C), 432 de la sección A), 57 de la sección B) y 13 de la sección D) (Ley 22/1973, de 21 de julio, de Minas y Ley 54/1980, de 5 de noviembre, por la que se modifica la ley de minas en materia de recursos minerales energéticos)

Estas actividades llevan aparejadas un fuerte impacto sobre el territorio, y muchas se sitúan sobre montes y terrenos forestales. Dichos impactos inciden principalmente sobre el medio físico y el paisaje, no olvidando que contamos con una gran densidad de población y con un potencial turístico de interior a desarrollar.

Debido a lo expuesto, en el año 2005, aparece un nuevo marco normativo, el Decreto 82/2005, de 22 de abril del Consell de la Generalitat, de ordenación ambiental de explotaciones mineras en espacios forestales de la Comunidad Valenciana, cuya finalidad es la compatibilidad del desarrollo del sector minero con la conservación del medio natural, mediante una ordenación ambiental de las actividades mineras a cielo abierto.

La ordenación ambiental se realiza mediante la presentación y ejecución de un documento de ingeniería denominado "Plan de Restauración Integral" (en adelante P.R.I.), donde los titulares de los derechos mineros que afecten a espacios forestales realizarán un proyecto para la ordenación espacial y temporal de los trabajos, que pueden presentarse por fases, garantizando, con los trabajos de restauración proyectados, una posible gestión forestal ulterior de la superficie afectada. Este objetivo va más allá en los Montes de Utilidad Pública, ya que las medidas propuestas garantizarán el retorno de los terrenos a los valores que motivaron su inclusión en el catálogo, por ello, se deberá describir, justificar, cuantificar y presupuestar las obras de restauración.

Desde la entrada en vigor de dicha normativa, se han tramitado desde el Servicio de Ordenación y  Gestión Forestal más de 280 P.R.I. hasta junio de 2015, tal y como describe el mencionado decreto.

 

Explotaciones mineras en terreno forestal en fase de explotación