2. LA DOCUMENTACIÓ A TRAMITAR PELS TITULARS D'ACOTATS I ZONES DE CAÇA CONTROLADA

2.1. ¿Qué documentos debe presentar el titular de un coto de caza ante la Administración? (Artículo 45 y 46, Ley 13/2004 de Caza)

Los instrumentos de planificación y ordenación cinegética que los titulares deben obligatoriamente presentar ante la Administración competente en materia de caza son los planes técnicos de ordenación cinegética (generalmente cada cinco años) y las memorias y planes anuales de gestión (anualmente).

2.2. ¿Quién puede redactar un plan técnico de ordenación cinegética o una memoria anual? (Artículo 45 y 46, Ley 13/2004 de Caza)

Los planes técnicos de ordenación cinegética deberán estar suscritos por un técnico competente y la solicitud de aprobación del plan debe firmarse por el titular del coto, o por el arrendatario si se posibilita tal opción en el contrato de arriendo.

La memoria y plan anual de gestión, puede suscribirla y presentarla directamente el titular del acotado, sin perjuicio que pueda presentarla un técnico competente, como viene siendo habitual.

2.3. ¿Qué significa arrendar un coto de caza? (Artículo 29, Ley 13/2004 de Caza)

Arrendar un coto de caza es ceder el titular del mismo, sus derechos sobre el aprovechamiento a otra persona. Esta cesión se formaliza a efectos administrativos por escrito y con vigencia no inferior a 5 años. El arrendatario, para poder iniciar cualquier trámite administrativo del coto deberá acreditar documentalmente la condición de arrendatario. En su defecto, los trámites únicamente podrá iniciarlos el titular o las personas que acrediten representación de éste.

2.4. ¿Qué pasa si presentado un plan técnico no se recibe resolución aprobatoria? (Disposición adicional cuarta, Ley 13/2004 de Caza)

En ningún espacio cinegético podrá practicarse ninguna clase de aprovechamiento cinegético, mientras éste no se encuentre sujeto a una ordenación técnica aprobada por la Conselleria competente en materia de caza. Se considera infracción administrativa muy grave la extensión de permisos de caza por parte de un titular sin tener plan técnico aprobado. Para evitar esta situación, el plazo máximo en el que la Conselleria debe notificar la resolución de los planes técnicos de ordenación cinegética es de 6 meses.