QÜESTIONS RELATIVES A LA CAÇA DEL PORC SENGLAR

¿Cómo debe realizarse la colocación de los puestos en la caza del jabalí? (Artículo 5 y 8 de la Orden 3/2012)

En las batidas y ganchos la colocación de los puestos la realizará o coordinará el responsable de organización en campo de la cacería, para lo que deberá contar previamente con un listado de los participantes y número de puesto que ocupan.

En ningún caso podrán situarse en un mismo puesto de gancho, batida o espera, dos o más personas con armas montadas.

Los puestos en ganchos y batidas se colocarán desenfilados y separados entre sí por accidentes del terreno, o en su defecto, los puestos vecinos se visualizarán entre sí.

En las esperas o aguardos, salvo que existan accidentes del terreno que impidan el alcance de la munición entre puestos, éstos deberán estar alejados al menos 200 metros unos de otros.

¿Cómo debe realizarse la entrada o salida de los puestos en la caza del jabalí? (Artículo 5 y 8 de la Orden 3/2012)

Tanto en ganchos y batidas como en esperas o aguardos, el cazador no podrá cargar el arma hasta una vez colocado en el puesto y deberá descargarla antes de abandonarlo.

En ganchos y batidas el puesto no podrá abandonarse bajo ningún concepto hasta la señal de finalización de la cacería. El remate o búsqueda de piezas heridas durante la cacería corresponderá exclusivamente por el personal autorizado por la organización.

En las esperas y aguardos, cualquier desplazamiento después del crepúsculo civil vespertino para acceder al puesto, pistear un animal herido o de regreso una vez finalizada la cacería, se efectuará con un foco o linterna encendida, con independencia de la mayor o menor visibilidad en función del estado de la luna.

¿Cómo solicitar una cacería de jabalí en una zona común más allá de lo autorizado con carácter general por la Orden Anual de Vedas para las zonas comunes de caza? (Artículo 10 de la Orden 3/2012)

Cuando en dichas zonas sea preciso el control de jabalí fuera del periodo y condiciones generales de 8 semanas para la caza con armas que se establece en la Orden Anual de Vedas, se podrán solicitar autorizaciones de control del jabalí por daños con armas u otras técnicas. Las solicitudes de control se tramitarán mediante modelo normalizado de la Conselleria competente en materia de caza, que puede descargarse en la página web de la Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente, en el apartado "Caza y Pesca Continental" y subapartado "Solicitudes".

Cuando la medida aplicable de control consista en la celebración de ganchos, las solicitudes se efectuarán por asociaciones de agricultores o de cazadores locales, o por el ayuntamiento del término municipal en el que se ubiquen las manchas a batir.

Cuando la medida aplicable de control consista en la celebración de esperas, estará legitimado para solicitarlas el propietario de las parcelas afectadas, el titular del bien dañado o una asociación de agricultores. Este tipo de control en zonas comunes sólo podrá concederse en cultivos, desde 15 días antes del inicio previsible de los daños hasta la cosecha o última cosecha.

¿Es el titular responsable de los atropellos de jabalí? (Artículo 41, Ley 13/2004 de Caza)

En accidentes de tráfico ocasionados por atropello de especies cinegéticas será responsable el conductor del vehículo cuando se le pueda imputar incumplimiento de las normas de circulación. Los daños personales y patrimoniales en estos siniestros, sólo serán exigibles a los titulares de aprovechamientos cinegéticos o, en su defecto, a los propietarios de los terrenos, cuando el accidente sea consecuencia directa de la acción de cazar o de una falta de diligencia en la conservación del terreno acotado. También podrá ser responsable el titular de la vía pública en la que se produce el accidente como consecuencia de su responsabilidad en el estado de conservación de la misma y en su señalización.

¿Puede cazarse el jabalí a la espera a menos de 50 metros de comederos y porciones de terreno en las que se deposita alimento o sales en abundancia o de manera reiterativa con la finalidad de atraer las piezas de caza? (Artículo 12.1.d, Ley 13/2004 de Caza y Artículo 7 de la Orden 3/2012)

Sí, siempre que se trate de una siembra cinegética o su área de influencia de 20 metros desde el perímetro de la siembra, el alimento se deposite una vez aparecidos los daños o iniciada la temporada de caza, y además si existen comederos y bebederos para la caza menor, que sí podrían considerarse cebaderos o aguaderos artificiales, éstos estén vallados para impedir su acceso al jabalí.

¿Puede practicarse la caza del jabalí con perros y armas en un coto sin que exista autorización expresa de gancho o batida? (Artículo 2 y 4 de la Orden 3/2012)

Sí, siempre que está autorizado en la Resolución del PTOC. Las modalidades deportivas de caza del jabalí con armas susceptibles de ser practicadas en la Comunitat Valenciana son: gancho, batida, al salto, rececho y espera o aguardo. En la temporada general de caza de cada espacio cinegético –generalmente del 12 de octubre al 6 de enero- y en los días hábiles de caza, se podrá cazar el jabalí al salto o en rececho.

¿Pueden cazarse jabalís, palomas o patos utilizando cebaderos? (Artículo 12.1.d, Ley 13/2004 de Caza y Artículo 7 de la Orden 3/2012)

La caza a la espera o en puesto en aguaderos o cebaderos artificiales no se prohíbe en los acotados de aves acuáticas, pero sí para el resto de modalidades y especies.

Debe aclararse que no se prohíben los cebaderos por sí mismos, ya que se trata de comederos y suponen una mejora para las especies cinegéticas, sino la caza a menos de 50 metros de ellos.

A los efectos de la Ley de Caza, tienen la consideración de cebadero los comederos y las porciones de terreno en las que se deposita alimento o sales en abundancia o de manera reiterativa con la finalidad de atraer las piezas de caza. Esta prohibición se extiende hasta una distancia de 50 metros desde dichos comederos o abrevaderos.

En la caza del jabalí a espera no se consideran aguaderos artificiales las bañas y charcas que carezcan de material de obra. Tampoco se considerarán cebaderos artificiales las siembras cinegéticas y un área alrededor de éstas de 20 metros, incluso si en ellas o en el área perimetral citada se deposita alimento una vez aparecidos los primeros daños o iniciada la temporada de caza.

¿Pueden hacerse esperas de jabalí junto a siembras cinegéticas? (Artículo 12.1.d, Ley 13/2004 de Caza y Artículo 7 de la Orden 3/2012)

Sí puede practicarse la caza de jabalís en esperas junto a siembras cinegéticas. En el caso de que éstas tengan comederos o bebederos asociados para la caza menor, podrá practicarse la caza en ellas siempre que los comederos o bebederos estén protegidos frente a la acción del jabalí. Si éstos no están vallados para impedir el acceso a la caza mayor, la caza en la siembra estará prohibida.

¿Qué modalidades de caza del jabalí pueden autorizarse en los espacios cinegéticos y en las zonas comunes de caza? (Artículo 2 de la Orden 3/2012) .

En los espacios cinegéticos podrá solicitarse autorización para ganchos, batidas, recechos, caza al salto y aguardos o esperas. En las zonas comunes de caza podrán autorizarse todas estas modalidades con excepción de las batidas.

¿Quien debe usar chalecos reflectantes en la caza del jabalí? (Artículo 5.1.a de la Orden x/2012)

Los ojeadores, batidores o acompañantes, y también los cazadores situados en los puestos de ganchos y batidas deberán vestir chalecos reflectantes de alta visibilidad. Además, los cazadores de los puestos deberán llevar puesta una gorra reflectante o señalizar su posición mediante un banderín reflectante.

¿Se puede cazar al jabalí en un coto de caza menor? (Artículo 26, Ley 13/2004 de Caza)

No sólo se puede, sino que se debe. Es obligación del titular (la declaración de un coto lleva implícito la reserva del aprovechamiento de caza a favor de su titular sobre todas las especies cinegéticas declaradas como susceptibles de aprovechamiento) debiendo ser además obligación del titular gestionar las poblaciones de aquellas especies que puedan causar daños; ello, incluso si el coto es menor de 500 hectáreas.

¿Se pueden capturar jabalís con trampas? ((Artículo 12.2.a, Ley 13/2004 de Caza y Artículo 3 de la Orden 3/2012)

Con carácter general, el uso de trampas está prohibido, y su autorización excepcional se limita a aquellos casos en los que existen riesgos o daños que no pueden ser controlados mediante caza con armas. En el caso del jabalí, los controles por daños se realizarán aplicando modalidades deportivas de caza como ganchos o esperas.

Sólo en el caso de que estos controles no sean suficientes y no exista otra solución satisfactoria, podrá autorizarse con resolución expresa y justificada el empleo de cajas trampa. En ningún caso se utilizarán otro tipo de trampas como cepos, fosos, lazos, o lazos propulsados.

¿Si el coto es de caza menor, es el titular también responsable de los daños que ocasione el jabalí?

La posible responsabilidad de daños ocasionados por jabalí es idéntica tanto para el titular de un coto de caza mayor como para el titular de un coto de menor.