NORMES DE SEGURETAT EN LES CACERES

¿Cómo debe realizarse la colocación de los puestos en la caza del jabalí? (Artículo 5 y 8 de la Orden 3/2012)

En las batidas y ganchos la colocación de los puestos la realizará o coordinará el responsable de organización en campo de la cacería, para lo que deberá contar previamente con un listado de los participantes y número de puesto que ocupan.

En ningún caso podrán situarse en un mismo puesto de gancho, batida o espera, dos o más personas con armas montadas.

Los puestos en ganchos y batidas se colocarán desenfilados y separados entre sí por accidentes del terreno, o en su defecto, los puestos vecinos se visualizarán entre sí.

En las esperas o aguardos, salvo que existan accidentes del terreno que impidan el alcance de la munición entre puestos, éstos deberán estar alejados al menos 200 metros unos de otros.

¿Cómo debe realizarse la entrada o salida de los puestos en la caza del jabalí? (Artículo 5 y 8 de la Orden 3/2012)

Tanto en ganchos y batidas como en esperas o aguardos, el cazador no podrá cargar el arma hasta una vez colocado en el puesto y deberá descargarla antes de abandonarlo.

En ganchos y batidas el puesto no podrá abandonarse bajo ningún concepto hasta la señal de finalización de la cacería. El remate o búsqueda de piezas heridas durante la cacería corresponderá exclusivamente por el personal autorizado por la organización.

En las esperas y aguardos, cualquier desplazamiento después del crepúsculo civil vespertino para acceder al puesto, pistear un animal herido o de regreso una vez finalizada la cacería, se efectuará con un foco o linterna encendida, con independencia de la mayor o menor visibilidad en función del estado de la luna.

¿Cuáles son las principales distancias de seguridad que debe guardar el cazador con armas? (Artículo 39, Ley 13/2004 de Caza)

Queda prohibido la tenencia de armas cargadas así como disparar hacia las zonas enumeradas a continuación cuando se esté a menos de 200 metros de los lugares en que existan concentraciones de personas ajenas a la caza y de los núcleos urbanizados (urbanos, urbanizaciones, poblados, jardines y recintos públicos), 100 metros de los lugares en donde se realicen las labores de cultivo o recolección, de los rebaños y animales de pastoreo o de carreteras nacionales, autonómicas y locales, 50 metros de viviendas recintos públicos aislados, caminos públicos asfaltados, vías férreas y canales navegables, y 25 metros a cada lado del borde de caminos de uso público no asfaltados.

¿Cuándo debe descargarse el arma? (Artículo 9.3, Ley 13/2004 de Caza y Artículo 5.3.g de la Orden 3/2012)

Se debe descargar el arma ante el encuentro o la presencia de personas ajenas a la caza , en los momentos de reunión entre los cazadores o cuando por cualquier circunstancia, el cazador se aproxime a grupos o concentraciones de personas ajenas a la caza o cuando vaya a atravesar las denominadas "zonas de seguridad" como son carreteras, caminos asfaltados, otros caminos de uso público…

También debe descargar el arma cuando así se haya indicado por los organizadores de una cacería o se cumpla el horario de caza permitido, así como antes de abandonar el puesto en una batida, gancho o espera de caza mayor.

¿Quien debe usar chalecos reflectantes en la caza del jabalí? (Artículo 5.1.a de la Orden x/2012)

Los ojeadores, batidores o acompañantes, y también los cazadores situados en los puestos de ganchos y batidas deberán vestir chalecos reflectantes de alta visibilidad. Además, los cazadores de los puestos deberán llevar puesta una gorra reflectante o señalizar su posición mediante un banderín reflectante.

¿Son todos los caminos zonas de seguridad? (Artículo 39, Ley 13/2004 de Caza)

Se consideran zonas de seguridad los caminos asfaltados y 50 metros a cada lado del mismo, así como los caminos de uso público no asfaltados y 25 metros a cada lado mismo.

Por tanto, los caminos de uso privado no asfaltados no son zonas de seguridad ni generan zonas de seguridad.