ALTRES CONSIDERACIONS RELATIVES A MODALITATS DE CAÇA

¿Deben cobrarse todos los animales abatidos? (Artículo 9, Ley 13/2004 de Caza)

Sí. Es un deber del cazador procurar el cobro de las piezas muertas o heridas y abstenerse de disparar ante situaciones de difícil cobro.

¿Dónde está el límite entre un gancho y una batida? (Artículo 2 de la Orden 3/2012)

La consideración de la cacería como gancho o batida se determina por el número de cazadores con armas de fuego y el número de perros, considerándose batida cuando cualquiera de éstos superen los 15 cazadores armados o los 30 perros. A efectos de seguridad se aplicarán las mismas medidas.

¿Puede cazarse en el interior de un cercado instalado con fines no cinegéticos? (Artículo .5 Ley 13/2004 de Caza)

En un terreno cercado con fines no cinegéticos:

  • Si el cercado está en una zona común (antiguos terrenos libres) la caza está prohibida.
  • Si se trata de cotos y el acceso no está prohibido, se puede practicar la caza mayor siempre que el cercado sea permeable a las especies de caza mayor (ejemplo: un cercado ganadero de cuatro hilos).
  • Si se trata de cotos y el acceso no está prohibido, se puede practicar la caza menor con el requisito de que el cercado sea permeable a las especie objeto de caza.

Además en los cercados, a petición del responsable de los daños o el propietario del bien dañado, puede cazarse por razones de control. (Ejemplo: cetrería en aeropuertos)

¿Qué diferencia existe entre un gancho realizado por un pequeño grupo de 3-4 cazadores y 10-15 perros o ese mismo grupo cazando al salto? (Artículo 2 de la Orden 3/2012)

La diferencia radica en que en el caso del gancho, parte de los cazadores se apostan en los puntos previsibles de huida de las piezas antes de que los perros y perreros avancen hacia ellos, mientras que en la caza al salto los cazadores y perros avanzan como un único grupo, sin perjuicio de que las alas o puntas se adelanten formando una "U" la línea de cazadores.

¿Qué diferencia hay entre batida y montería? (Preámbulo de la Orden 3/2012)

En cuanto a la determinación de modalidades de caza para el caso de batida o montería, resulta ser dos palabras para una misma modalidad de caza, por lo que en esta orden se utiliza únicamente el término batida por ser el comúnmente empleado en la Comunitat Valenciana para la caza del jabalí.

¿Se permite el uso de aparatos de radiotelecomunicaciones durante la caza? (Artículo 12.2.m, Ley 13/2004 de Caza y Artículo 4 de la Orden 3/2012)

Se prohíbe el uso de radiotelecomunicaciones durante la celebración de las cacerías, como sería el caso de un aviso por parte de los perreros, batidores u ojeadores de la entrada de animales a un determinado puesto.

Sin embargo, pueden utilizarse para la organización de una cacería por los responsables de la misma; ello, para asegurar su ejecución conforme estaba programada y a fin de garantizar la seguridad. Y no puede utilizarse para alterar la programación en mitad cacería (órdenes de desplazamientos de puestos u órdenes a rehalas en función de los movimientos de las piezas de caza)

Además el empleo de dispositivos electrónicos, tales como detectores o controladores de hora de paso o presencia para la posterior realización de esperas nocturnas al jabalí, están prohibidos.