Organismos

Portales

PRTR España


El Reglamento E-PRTR es de directa aplicación a todo el territorio de la Unión Europea, sin embargo en el caso de España se han dictado normas adicionales que lo complementan. El Real Decreto 508/2007, de 20 de abril, que regula el suministro de información sobre emisiones al Reglamento E-PRTR y de las autorizaciones ambientales integradas, que a su vez ha sido modificado por la Disposición final primera del Real Decreto 812/2007 y por el Real Decreto 815/2013, 18 de octubre por el que se aprueba el Reglamento de emisiones industriales.
 
El objeto del Real Decreto 508/2007 es por un lado, poner en marcha el Registro Estatal de Emisiones y Fuentes Contaminantes PRTR-España, dando continuidad a EPER-España, estableciendo normas adicionales sobre el suministro de la información necesaria para cumplir con el Reglamento europeo 166/2006, y, por otro, determinar la información relativa a las Autorizaciones Ambientales Integradas que deben suministrar las Comunidades Autónomas al Ministerio competente en la materia a efectos de información pública, así como las demás informaciones adicionales que permitan comprobar la coherencia de la información disponible en el citado Ministerio.
 
El Real Decreto 508/2007, entra en vigor el 22 de abril de 2007, siendo de aplicación al conjunto de actividades industriales especificadas en su anexo I, modificado por el Real Decreto 815/2013, del 18 de octubre por el que se aprueba el Reglamento de emisiones industriales. En este anexo (capítulo I) se incluyen las actividades industriales del anejo 1 de la Ley 16/2002 (IPPC). Mientras el capítulo II incluye otras actividades tales como la industria minera, la fabricación de productos pirotécnicos, depuradoras públicas y privadas por encima de una capacidad determinada, la industria de la madera, la acuicultura intensiva, los astilleros o nuevas actividades del sector energético.
 
Obligaciones de los titulares.
Los titulares de los complejos incluidos en el ámbito de aplicación del Real Decreto 508/2007, modificado por el Real Decreto 815/2013, de 18 de octubre por el que se aprueba el Reglamento de emisiones industriales, deben informar anualmente a la autoridad competente acerca de:
- las emisiones a la atmósfera, al agua, al suelo y de los contaminantes en aguas residuales destinadas a tratamiento, de cualquiera de los 98 contaminantes, además de los distintos isómeros de algunos de ellos, incluidos en el anexo II y,
- las transferencias fuera del emplazamiento de residuos peligrosos y no peligrosos, para fines de recuperación o eliminación, cuando se realicen en cantidades superiores a 2 y 2.000 t/año, respectivamente. En el caso de movimientos transfronterizos de residuos peligrosos, además, deberán notificar el nombre y dirección del responsable de la gestión final de los residuos y del centro donde dicha gestión se vaya a realizar.
 
El titular del complejo debe indicar si los datos sobre emisiones y transferencias  están basados en mediciones, cálculos o estimaciones. En los dos primeros casos, además, debe precisar el método de análisis o el método de cálculo.
 
Los datos notificados incluirán todas las emisiones y transferencias de residuos fuera de la instalación, de todas las actividades del anexo I que se realicen en el emplazamiento del complejo, en condiciones normales o anormales de funcionamiento, tanto voluntarias como accidentales, diferenciando expresamente las cantidades correspondientes a éstas últimas.

El titular de cada complejo debe garantizar la calidad de la información suministrada.
 
Obligaciones de la Comunitat Valenciana
La Dirección General de Calidad Ambiental es el órgano competente para la evaluación de la calidad de los datos notificados por los complejos industriales al registro de emisiones E-PRTR.
 
Obligaciones del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.
Es responsable del registro PRTR-España, del mantenimiento de la herramienta informática habilitada para facilitar a los complejos industriales la notificación de las emisiones y transferencia de residuos, y de poner a disposición del público, en Internet, la información pública de dicho registro.

Así como de remitir a la Comisión Europea la información requerida en el Reglamento E-PRTR, identificada por complejo y cuyos valores superen los umbrales de información establecidos.