Organismos

Portales

Planes de obras

Tal y como establece la Ley 8/2002, de 5 de diciembre, de Ordenación y Modernización de las Estructuras Agra­rias de la Comunidad Valenciana, una de las funciones de interés agrario de la Comunidad Valenciana es la realización o financiación de obras de interés general para el desarrollo, ordenación y modernización del sector agrario.

Considera varios tipos de obras de interés general:

1. Saneamiento de tierras, sondeos de investigación y de captación de aguas subterráneas, conducciones de agua para riego, desagües, electrificaciones, instalaciones de bombeo, desali­nización de aguas salobres, cabezales de filtrados y abonados siempre que sean para uso co­munitario, así como automatismos necesarios para una mejor y más racional utilización, inclu­yendo en su caso las construcciones necesarias tanto para instalaciones como para el almace­naje de productos o materiales.

2. Encauzamiento y protección de márgenes en cauces públicos, caminos agrícolas de uso general.

3. Balsas de regulación y almacenamiento, cuyas capacidades deberán ser justificadas en función de los caudales y procedencias de sus aguas.

4. Nivelación y acondicionamiento de terrenos, regueras y azarbes en explotaciones y aque­llas otras que sirvan para eliminar los accidentes artificiales del terreno que dificulten el cultivo en común en explotaciones asociativas o en zonas de concentración parcelaria.

5. En las entidades legalmente constituidas para el cultivo o la explotación en común, cons­trucciones o instalaciones destinadas a la implantación de sistemas de cultivo tecnológicamen­te avanzadas.

6. Construcciones e instalaciones ganaderas de uso comunitario en proyectos de ganadería sostenible.

7. Obras necesarias para la conservación del medio ambiente rural y en especial para evitar sus impactos ambientales.

8. Obras necesarias para la conservación del patrimonio artístico o de singular interés agra­rio de la Comunidad Valenciana.

9. En general las que se autoricen a incluir en este grupo, siempre que se trate de obras que beneficien las condiciones de toda la zona y que se estimen necesarias para la actuación de la conselleria competente en materia de agricultura mediante el decreto del gobierno correspon­diente.

La Ley 8/2002 también indica que las actuaciones directas en esta materia deberán ser recogidas en planes de obras, aprobados por orden de la conselleria competente en materia de agricultura, y que las obras de interés general que se incluyan en dichos planes podrán ser proyec­tadas, realizadas y sufragadas íntegramente por la propia conselleria.