Organismos

Portales

Visor de contenido web

Insectarios de la Generalitat Valenciana

La lucha biológica de plagas es una estrategia de control, en la que se utilizan poblaciones de enemigos naturales (parasitoides, depredadores o patógenos), para reducir la población de una especie plaga por debajo de un umbral económico de daños.

El control biológico de plagas, puede ser: 

  • De conservación: consiste en el manejo de las condiciones que influyen en el agro ecosistema, para potenciar la eficacia de los enemigos naturales autóctonos, de forma que se actúa directamente sobre los elementos del medio, tanto modificando los factores que interfieren con las especies beneficiosas, como realizando un manejo de los requerimientos ecológicos que necesitan las especies beneficiosas en su ambiente. 

  • Clásico: consiste en introducir una especie exótica, criarla y aclimatarla, con el objetivo de que pase a formar parte del complejo de enemigos naturales que tiene una plaga en campo. La especie introducida pasa por un riguroso proceso de cuarentena, para así garantizar que ningún organismo no deseado (como hiperparasitoides) se introduzca.

  • Inoculativo: es una estrategia utilizada cuando es posible una cierta permanencia del enemigo natural en el cultivo, pero es incapaz de vivir sobre él de forma permanente. Las liberaciones inoculativas se hacen al establecimiento del cultivo para colonizar el área durante el tiempo de permanencia de éste y así prevenir el incremento de la densidad del agente perjudicial. Se introduce el enemigo en cantidades bajas, esperando que se multiplique en el cultivo y controle la plaga durante un largo periodo, aunque no de forma permanente.

  • Inundativo: consiste en liberaciones de un número muy elevado de enemigos naturales, nativos o introducidos, para la reducción de la población del agente dañino a corto plazo, cuando se alcanzan niveles de daño económico. Se hacen introducciones repetidas de cantidades elevadas del enemigo para un control suficiente de la plaga. 

Uno de los objetivos principales de los insectarios de la Generalitat es participar en el control biológico clásico, esencialmente en la cría y aclimatación de las especies exóticas que hasta la actualidad se han introducido. La aclimatación de estas especies se consigue con sueltas periódicas de estos organismos, que los técnicos de los insectarios realizan en los cultivos. Los agricultores que quieran colaborar en esta labor, pueden ponerse en contacto con los insectarios.

Además, también se crían depredadores para utilizarlos como control biológico inundativo, como Cryptolaemus montrouzieri y Rodolia cardinalis. En este caso, la Conselleria pone a disposición de los agricultores que así lo soliciten, según disponibilidad,  adultos de estas especies, para que el agricultor realice sueltas en sus parcelas con el fin de controlar las plagas de cotonets en diversos cultivos y de la cochinilla acanalada de los cítricos, respectivamente.

Enlace al procedimiento para solicitar insectos últiles

Así mismo, los insectarios de la Generalitat actúan como "insectarios nodriza". Aquellas entidades o particulares interesados en criar en sus instalaciones, sin ánimo de lucro, el depredador Cryptolaemus montrouzieri, para el control de cotonets en su explotación o en la de sus socios, podrán ponerse en contacto con los insectarios y se les proporcionarán los organismos y conocimientos suficientes para llevar a cabo esta cría.

Díptico informativo "Cría de insectos útiles para lucha biológica"

En la actualidad, las especies de enemigos naturales que se están criando son las siguientes (seleccione el insecto que desee para obtener más información):