Organismos

Portales

Cooperativismo

En la Comunitat Valenciana las cooperativas cuentan con una larga tradición, lo que demuestra su arraigo en el ámbito rural valenciano. Además, tienen presencia activa en la mayoría de poblaciones y un altísimo porcentaje de la población valenciana está vinculada directamente con el cooperativismo.

El papel desempeñado por el conjunto de nuestras cooperativas agrarias en la economía agraria valenciana:

  • Contribuye al mantenimiento del medio rural de nuestra Comunitat, ya que son a menudo las únicas empresas ubicadas en las zonas rurales. Su permanencia está garantizada por su propia naturaleza, puesto que sus socios y dirigentes son agricultores y ganaderos de las regiones de producción donde las cooperativas están establecidas.
  • Facilita la integración económica y laboral de los valencianos en el mercado y generando empleo en las zonas rurales. En muchos casos la cooperativa es el motor principal de la vida económica y social de la localidad y el principal instrumento empresarial al servicio de sus habitantes.
  • Contribuye al fomento de la profesionalización de sus socios mediante servicios como la formación, la información a sus socios, la introducción de nuevas tecnologías y la difusión de conocimientos. Todo ello, repercute a su vez en el cambio de modelo de gestión tradicional al empresarial.
  • Consigue un mayor valor añadido tanto en las operaciones comerciales, mediante la concentración de la oferta en los productos agrarios de los socios y la demanda de suministros que precisan las explotaciones agrarias de nuestros territorios, como en los productos agroalimentarios, mediante la transformación y acondicionamiento de los mismos, contando cada vez con mayor peso en la producción, transformación, industrialización y comercialización de los mismos.

El mantenimiento de los valores cooperativos es fundamental para la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, el ejercicio tangible de la responsabilidad social hacia dentro y hacia fuera de la organización. Saber conjugar ambos aspectos (función económica y función social) es una responsabilidad compartida entre los poderes públicos y el mundo empresarial agrícola donde el cooperativismo es predominante.

Las cooperativas valencianas son en la actualidad una realidad en alza y constituyen un elemento de primera magnitud en la vertebración del territorio y de la sociedad valenciana poseyendo gran capacidad generadora de bienestar y riqueza para sus socios y para la comunidad en la que actúa.

Por ello, la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural mantiene una política de apoyo a la constitución e integración de las cooperativas agrarias y diversificación de sus actividades económicas, como objetivos instrumentales para incidir en el desarrollo de las zonas rurales.