portlet.navigation.title.gva.organismos

Web Portals

Planificación

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Recomendaciones para la gestión y la investigación:

 

 

"Decálogo de Valencia para la defensa integrada frente a los incendios en la gestión del mosaico agroforestal"

 

1

Los Puntos Estratégicos de Gestión (PEGs) deben formar un paisaje reticulado y compartimentado para una defensa eficaz frente a los incendios forestales que permita áreas seguras para el trabajo de los medios de extinción.

2

El trabajo técnico con criterio experto debe ser la base de un diseño adecuado de PEGs

3

Definir los objetivos a alcanzar con la planificación para lograr eficacia y diseñar actuaciones que puedan cumplir esos objetivos plenamente es la base fundamental de un proyecto de PEGs

4

Los simuladores de predicción del comportamiento del fuego, constituyen una herramienta contrastada y representan una ayuda en la toma de decisión en el diseño de PEGs.

5

El diseño de PEGs en el entorno de áreas urbanas (interfaz urbano forestal) necesita un análisis específico ya que debe tener en cuenta las edificaciones y el efecto del humo en la toma de decisiones de evacuación o confinamiento

6

Es imprescindible la generación de bases de datos de incendios históricos con el mayor detalle posible que ayuden al análisis con criterio experto en el diseño de PEGs

7

La priorización de PEGs es una de las cuestiones más importantes a definir en cada proyecto de ejecución

8

La coordinación entre servicios forestales, agrarios, urbanos y de emergencias permitirían un mantenimiento óptimo de los PEGs para conseguir el paisaje en mosaico

9

Es necesario implementar protocolos de capitalización de experiencia que permitan la evaluación adecuada de la eficacia de los PEGs

10

Los proyectos deben incluir procesos de participación social y comunicación, que permitan conseguir el máximo consenso y colaboración de los agentes implicados en el territorio

 

 

El presente decálogo se puede detallar punto por punto en las siguientes conclusiones extendidas:

  • Los nodos de propagación y posterior ejecución de PEGs están unidos mediante fajas auxiliares o áreas cortafuegos a las infraestructuras clásicas de prevención de incendios, lo que constituye una reticulación del territorio que permite optimizar los recursos, ser más eficaces y aumentar la seguridad de los medios de extinción. Los nodos sirven para centrar en el territorio las zonas de actuación, a partir de ahí el proceso de diseño debe usar criterio experto: valores a defender, presencia de riesgo poblacional, limitaciones presupuestarias, definición de superficie sacrificable, etc. Por tanto hay que reclasificar las infraestructuras clásicas de incendios forestales según los objetivos propuestos. Cabe diferenciar entre nodos de propagación y PEG. No todos los PEG están ubicados en un nodo (por ejemplo pueden existir PEGs ubicados en zonas de interfaz urbano-forestal), pero todos los nodos podrían ser potencialmente un PEG, aunque hay que priorizar si es necesario alguna actuación en dicho nodo (en función de la reticulación del territorio, dificultad de acceso, vías de escape, etc.). Por otra parte, si los nodos están unidos por fajas o cortafuegos y se les asocia una maniobra de extinción, dichas infraestructuras se pueden considerar también PEGs.

 

  • El uso de nuevas tecnologías de información geográfica, sensores remotos y simuladores de incendios forestales son un apoyo a la localización de los PEG, pero el trabajo técnico con criterio experto es fundamental para la localización y diseño de los PEG: hay que seguir "diseñando a mano". Por tanto existen desarrollos de herramientas para automatizar la valoración de la eficacia a escala de rodal y evaluar el coste de ejecución de trabajos selvícolas en los mismos, de forma que permitan determinar y priorizar cuáles son los más adecuados. Sin embargo, de momento no se ha pretendido desarrollar una herramienta que automatice la decisión final, siendo necesaria el criterio experto del técnico para la integración de otras cuestiones de la gestión forestal.

 

  • Con bajos presupuestos destinados a la redacción de proyectos de diseño de PEGs se pueden conseguir trabajos de calidad siempre que se cuente con buenas herramientas y buenos datos, pero es imprescindible personal cualificado en gestión forestal y comportamiento del fuego, y si apostamos por la implementación de los PEGs en la defensa contra los incendios forestales es obligatorio disponer de mayor plazo de ejecución (tiempo = presupuesto disponible) para su correcto diseño. Es fundamental hacer la reflexión de cuáles son los objetivos a alcanzar con la planificación para lograr el éxito y diseñar actuaciones que puedan cumplir esos objetivos plenamente. Esto que es común a cualquier proyecto de ejecución de obra, es especialmente crítico en el diseño de PEGs puesto que la definición de objetivos muy eficientes y seguros para el operativo, puede determinar la localización, filtrado, priorización y dimensionamiento de los mismos.

 

  • Los simuladores que integran las ecuaciones clásicas de propagación a nivel de macizo aportan unos resultados muy buenos, sin embargo esta calidad de los resultados se puede ver mermada a microescala o cuando se intentan simular comportamientos extremos del fuego. No obstante si se dispone de una información detallada de datos de entrada los simuladores pueden ofrecer salidas muy cercanas a la realidad incluso en situaciones extremas.

 

  • La interfaz urbano-forestal como caso particular de elemento a proteger de alta vulnerabilidad o, al menos, de alta prioridad en caso de incendio, puesto que implica confinamientos/evacuaciones o tomas de decisiones difíciles desde el punto de vista operativo, social e incluso político, necesita un análisis específico en la mesoescala y la microescala al margen del diseño de PEGs en la macroescala. No obstante en la evaluación de la exposición y la capacidad de autoprotección de las zonas urbanas influirá decisivamente la gestión en la macroescala que rodea al área de interfaz. Es en ésta última escala donde el diseño de PEGs debe tener en cuenta en su dimensionamiento conceptos desarrollados en la gestión de interfaz como los análisis de escalas imbricadas, fases de afectación (pre-impacto, impacto, permeabilidad y latencia), funciones de riesgo o posibilidades que ofrece las métricas del índice WUIX  de fricción-continuidad en la interfaz. El diseño de PEGs de interfaz intenta solventar este aspecto: si el fuego llega que lo haga en condiciones de menor intensidad. En estas condiciones en ocasiones se pueden convertir las zonas de IUF de zonas de amenaza a zonas de oportunidad mediante la combinación de diversos métodos perimetrales e interiores. Los confinamientos en IUF van a estar muy condicionados por la presencia de humo. Hoy por hoy no incorporamos ningún modelo, ni tan siquiera una asesoría experta, de las zonas de influencia de humo en posibles escenarios de incendio. Además, el humo se "despega" del suelo, con lo que es más difícil ligarlo a factores geográficos como el combustible o la pendiente.

 

  • Se considera prioritario un desarrollo del estudio de incendios históricos en la zona de trabajo que permita clasificar y categorizar convenientemente los incendios tipo, tipificar las condiciones sinópticas medias y extremas y ajustar los comportamientos reales a los simulados. Para esta labor existen desarrollos innovadores basados en supercomputación que asisten al diseñador en la toma de decisiones. No obstante es imprescindible seguir incluyendo innovaciones en los simuladores como herramientas de generación de saltos de fuego y focos secundarios, fuegos de copa y aceleraciones de frentes de fuego por efectos topográficos. La capitalización de experiencia con datos obtenidos en incendios reales está ayudando a mejorar estas herramientas en simuladores como VISUAL-SEVEIF, en la que ya se evalúan las pérdidas económicas en los recursos naturales, tangibles e intangibles afectados por el incendio forestal.

 

  • Es necesario seguir desarrollando sistemas para priorizar adecuadamente los PEGs. No obstante existen herramientas novedosas como la priorización y optimización de Perímetros Operacionales (PODs) en función de la dificultad de extinción, criterios económicos y de productividad operacional así como aquellos basados en "grafos" de probabilidad de paso de fuego entre polígonos basada en análisis de incendios tipo. En éste último caso la toma de decisiones durante las operaciones de extinción ("qué dejamos hacer al incendio") podría depender del "bien común" si previamente está consensuado el valor social de los medios a proteger así como la vulnerabilidad del territorio y las infraestructuras.

 

  • Se considera muy recomendables la coordinación de los servicios de prevención y extinción de incendios forestales, así como servicios de gestión forestal y agraria que pueden mejorar sistemas como el fomento de pago por servicios ambientales, sinergia entre servicios (actividad cinegética, pastoral, gestión de flora y fauna, gestión forestal) que genere paisaje en mosaico que contribuya al fomento de la biodiversidad, al mismo tiempo que ésta contribuye al mantenimiento de PEGs o áreas de baja carga.

 

  • Todas las metodologías existentes para localización, priorización y dimensionamiento de PEGs exigen de un estudio exhaustivo del territorio, con especial importancia de los modelos de combustible, las condiciones sinópticas locales especialmente en el caso de meteorología extrema, los incendios históricos categorizados en incendios tipo y de la capitalización de la experiencia en extinción de incendios, que incluye las propias operaciones de extinción, gestión de la emergencia, lecciones aprendidas en accidentes o evacuaciones y en definitiva en la eficacia real de las operaciones de extinción apoyadas en PEGs. Hay que avanzar en este sentido y simular incendios que no hayan sucedido en ese territorio pero que pudiesen suceder. Por tanto se recomienda a todas las administraciones que si consideran prioritario el impulso del diseño del paisaje en mosaico que incluya la presencia de PEGs, es imprescindible tener implementado un protocolo de monitorización y almacenamiento de la información necesaria para capitalizar la experiencia, así como una mejora de la cartografía base de trabajo, sobre todo de los modelos de combustible y la caracterización de meteorología local. Para la caracterización de las condiciones sinópticas durante eventos extremos como los producidos en incendios convectivos se están usando en algunas CCAA los radiosondeos. Mejorar en la interacción de expertos en meteorología con expertos en comportamiento del fuego ayudará a entender fenómenos no predichos por los modelos de simulación, reduciendo la incertidumbre en la toma de decisiones durante las operaciones de extinción. Estos avances también ayudan a implementar sistemas de manejo de humos que hasta la fecha son inexistentes o poco usados en España.

 

  • Los proyectos deben incluir procesos de participación social y comunicación, que permitan conseguir el máximo consenso y colaboración de los agentes implicados en el territorio. Este aspecto es imprescindible para la correcta priorización y diseño de los PEG. Ello implica que se debe contemplar:
  1. Comunicación y consulta interna (agentes forestales, bomberos forestales y urbanos) sobre ubicación, objetivos y uso prioritario de PEGs
  2. Comunicación y consulta externa (resto de actores que puedan estar involucrados en el mantenimiento de PEGs)
  3. Comunicación pública: difusión de los objetivos y utilidad de PEGs entre los actores implicados y consulta pública sobre priorización de zonas vulnerables. Para ello pueden ser necesarias técnicas económicas como la valoración ambiental mediante el análisis de la percepción subjetiva del valor de los recursos.

 

 

 

 

 

El pasado 29 de enero de 2019 se celebró la jornada científico-técnica sobre "Nuevas metodologías para el diseño del mosaico agroforestal en la defensa integral frente a los incendios forestales", organizada por la Dirección General de Prevención de Incendios Forestales de la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural de la Generalitat, en colaboración con el grupo de trabajo de fuegos forestales de la Sociedad Española de Ciencias Forestales (SECF).
Ya están disponibles en la página de la SECF todas las presentaciones en formato pdf, pueden consultarse aquí.
Los vídeos de las ponencias disponibles aquí (canal You Tube de la SECF).
Además, se pueden ver todas las fotos de la jornada aquí.