Web Content Display

Zonas vulnerables

 

 

ZONAS VULNERABLES A LA CONTAMINACIÓN POR NITRATOS PROCEDENTES DE FUENTES AGRARIAS.

 

El sector agrícola consume un tercio de las reservas de agua en Europa. La agricultura influye tanto en la cantidad como en la calidad de agua disponible para otros usos. En algunas zonas de Europa, la contaminación provocada por plaguicidas y fertilizantes utilizados en la agricultura constituye, de por sí, una de las principales causas de la deficiente calidad del agua (El agua en la agricultura, Agencia Europea de Medio Ambiente).

 

La contaminación por fertilizantes se produce cuando se utilizan en mayor cantidad de la que pueden absorber los cultivos, o cuando se eliminan por acción del agua o del viento de la superficie del suelo antes de que puedan ser absorbidos. Los excesos de nitrógeno y fosfatos pueden infiltrarse en las aguas subterráneas o ser arrastrados a cursos de agua. Esta sobrecarga de nutrientes provoca la eutrofización de lagos, embalses y estanques y da lugar a una explosión de algas en perjuicio de otras plantas y animales acuáticos.

 

La agricultura puede desempeñar una función importante a favor del medio ambiente, por ejemplo, almacenando carbono en los suelos, mejorando la filtración del agua y conservando los paisajes rurales y la biodiversidad. En cuanto a los efectos adversos de la agricultura sobre el medio ambiente, se pueden atenuar mediante los métodos de producción sostenible.

 

En el Informe de seguimiento de la Directiva 91/676, contaminación del agua por nitratos utilizados en la agricultura (2012 -2015), en el capítulo 2 se indica que los balances de nitrógeno en el suelo han sufrido, al menos en España, un claro cambio de tendencia. Los excedentes de nitrógeno alcanzaron su máximo hacia el año 1999 y desde entonces se viene registrando un descenso progresivo. Si en el año 1999 los excedentes españoles de nitrógeno en el suelo rondaban las 800.000 toneladas por año, en la actualidad los valores del balance evidencian una reducción a cifras del entorno de las 400.000 toneladas por año, es decir, que se han reducido a la mitad en tan solo 15 años. En valores relativos, se ha pasado de unos 23 kg/ha/año a finales de los años noventa a unos 14 kg/ha/año en la actualidad.

 

La Directiva 91/676/CEE, relativa a la protección de las aguas contra la contaminación producida por nitratos utilizados en la agricultura, tiene dos objetivos:

 

  • reducir la contaminación causada o provocada por los nitratos de origen agrario.

  • actuar preventivamente contra nuevas contaminaciones de dicha clase.

Para ello, en primer lugar, es necesario la determinación de aquellas masas de agua que se encuentren en las circunstancias que se indican a continuación:

  1. las aguas dulces superficiales, en particular las que se utilicen o vayan a utilizarse para la extracción de agua potable, que presenten, o puedan llegar a presentar (si no se actúa para evitar la tendencia), una concentración de nitratos superior a 50 mg/l de nitratos.

  2. aguas subterráneas cuya concentración de nitratos sea superior a 50 mg/l o pueda llegar a superar este límite (si no se actúa para evitar la tendencia).

  3. las masas de agua dulce, los estuarios, las aguas costeras y las aguas marinas que sean eutróficas o puedan eutrofizarse (si no se actúa para evitar la tendencia).


 

Entre las obligaciones que establece esta normativa se encuentra la designación de Zonas Vulnerables, entendiendo como tales aquellas superficies territoriales cuya escorrentía o filtración afecte o pueda afectar a masas de agua que presenten contaminación por nitratos o en riesgo de estarlo.

 

También deben establecerse programas de actuación con medidas básicas obligatorias, así como con medidas adicionales o acciones reforzadas, si resulta evidente que con las básicas no va a ser suficiente para alcanzar los objetivos de la Directiva.

 

Por último, la Directiva obliga a los Estados miembros a controlar las aguas a fin de designar nuevas zonas vulnerables, modificar las existentes y evaluar la eficacia de los programas de acción. La revisión de estas zonas debe realizarse al menos cada 4 años.

 

 

Normativa

 

Directiva 91/676/CEE, relativa a la protección de las aguas contra la contaminación producida por nitratos utilizados en la agricultura.

Real Decreto 261/1996, de 16 de febrero, sobre protección de las aguas contra la contaminación producida por los nitratos procedentes de fuentes agrarias (BOE 61, 11.01.1996).

Orden 10/2018, de 27 de febrero, de la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, sobre la utilización de materias fertilizantes nitrogenadas en las explotaciones agrarias de la Comunitat Valenciana (DOGV 7.03.2018).

Decreto 86/2018, de 22 de junio, del Consell, por el que se designa municipios como zonas vulnerables a la contaminación de las aguas por nitratos procedentes de fuentes agrarias en la Comunitat Valenciana (DOGV 5.07.2018).

 

 

Competencias

 

El ámbito competencial se describe en la tabla siguiente. En el caso de la Comunitat Valenciana se está a lo indicado para cuencas intercomunitarias:

 

Actuaciones

Cuencas intercomunitarias

Cuencas intracomunitarias

CCAA

Estado

CCAA

Estado

Determinación aguas afectadas

 

X

X

 

Designación de zonas vulnerables

X

 

X

 

Códigos de buenas prácticas agrarias

X

 

X

 

Programas de actuación

X

 

X

 

Muestreo y seguimiento de las aguas

 

X

X

 

Informe de situación

 

X

 

X